La depuradora de Massarrojos se convertirá en estación de bombeo

223

La concejalía del Ciclo Integral del Agua del Ayuntamiento de València reconvertirá la actual estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Massarrojos en una estación de bombeo de aguas residuales y en un depósito de tormentas, tras la aprobación en Junta de Gobierno.  La previsión es que los trabajos, para lo que ha sido necesaria la coordinación entre administraciones, empiecen en cuestión de semanas y estén terminados en seis meses.

El proyecto cuenta con una inversión que supera los 350.000 euros y da solución al tratamiento del caudal de agua que hasta el momento recibe la depuradora, incrementado desde la construcción de la EDAR fruto del crecimiento y la transformación urbanística del entorno. La planta está diseñada para tratar 240m3 de agua al día, pero en la actualidad depura el doble. La depuradora está sometida a mucha presión de trabajo en algunos momentos porque  sus dimensiones y capacidad ya no son suficientes para atender la demanda.

“Esta reconversión se venía planteando desde hacía cinco años y es necesario actuar para ofrecer soluciones y buscar la eficiencia de las infraestructuras, que deben necesariamente evolucionar hacia la sostenibilidad y el mejor rendimiento posible”, ha explicado la concejala del Ciclo Integral del Agua en València, Elisa Valía.

Además, la situación actual obliga a que un camión se acerque a la depuradora dos veces a la semana para retirar los lodos que se emplean en el tratamiento de depuración. “Con la actuación que vamos a acometer también eliminaremos algunos costes adicionales que ya no serán necesarios”, ha puntualizado Valía.

La nueva estación bombeará el agua al sistema de saneamiento de Rocafort y a través del colector metropolitano el agua irá a parar a la depuradora del Carraixet, que presenta más capacidad y dispone de una línea de tratamiento terciario, proceso adicional necesario para alcanzar la calidad del agua depurada requerida para su reutilización.

Según palabras de la concejala, “en el Ciclo Integral del Agua tenemos una mirada profundamente medioambiental por lo que, pensando en un futuro, no podíamos invertir en la actual depuradora de Massarrojos tal y como está, dada la evolución de su entorno y el caudal que debe tratar ahora mismo, teniendo en cuenta la imposibilidad de incorporar un sistema de tratamiento terciario. El agua es un bien escaso y resulta esencial su aprovechamiento, algo en lo que trabajamos de forma estratégica desde el Ciclo Integral del Agua. No podemos perder de vista que con la inversión que realizamos vamos a conducir el recurso hídrico a una depuradora más grande que sí puede albergar el tratamiento terciario y, por lo tanto, abre más el abanico de opciones para la reutilización de agua”.

En cuanto a la funcionalidad que tendrá la futura estación de bombeo como depósito de tormentas, la infraestructura sumará su capacidad de recogida de agua de lluvia al actual depósito con el que cuenta Massarrojos (4.000 m3) y desde donde se inyectan las pluviales no contaminadas al subsuelo. Según Valía “vamos a aprovechar la configuración de la actual EDAR para adecuarla y convertirla en un pequeño depósito para mejorar la gestión de los episodios de lluvia, cada vez más intensos y más complejos de gestionar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.