La bailaora valenciana Irene de la Rosa pone su magia sobre el escenario

537

Con un Teatro Talía que colgó el cartel de ‘Sold out’ (entradas agotadas) en su taquilla, la expectación por ver a la bailaora valenciana Irene de la Rosa era muy grande ya que suponía su debut con programa y coreografías de cuño propio. Arropada por la guitarra clásica de Toni Cotolí, la guitarra flamenca de Javier Zamora, Gloria Aleza al chelo y los músicos Fernando Lucas y Manuel Quinteros, la bailaora sacó partido de su espectáculo ‘Miscelánea de Irene de la Rosa’ (Mediterranean Guitar) con brío y talento en cada uno de sus cuadros.

Irene de la Rosa llenó el Teatro Talía con su arte. (Fotografía- Sergio Lacedonia).

Creando una fusión de estilos y estéticas la joven bailaora (tiene 24 años) ideó, para su unipersonal presentación en público, un delgado hilo narrativo donde la fuerza gestual y expresiva del baile desarrollara todo el potencial corporal de la mujer. Así, bajo un repertorio ecléctico que viajaba de los ritmos flamencos, la música clásica y la contemporánea, De la Rosa ofreció una variada muestra de los pasos que domina (fantástica es su labor en el taconeo) y desde los que crece como coreógrafa y bailaora.

Irene de la Rosa en un momento del espectáculo. (Fotografía- Sergio Lacedonia).

Obra llena de buen gusto y elegancia (atención al trabajo que muestra mezclando el sonido de las castañuelas con Vivaldi), donde la energía flamenca se ofrece en grandes dosis, ‘Miscelánea de Irene de la Rosa’ (Mediterranean Guitar) deja un agradable recuerdo sobre una figura emergente del actual panorama flamenco que, sin duda, ganará con rapidez los mayores aplausos en cada escenario que se presente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.