Joan Ribó reivindica València como ciudad por la vida y contra la pena de muerte

391

El alcalde de València, Joan Ribó, ha participado esta mañana, junto a La concejala de cooperación, Maite Ibáñez, y los concejales Pere Fuset y Luisa Notario, en la lectura del manifiesto contra la pena de muerte elaborado conjuntamente con Amnistía Internacional con motivo del Día Internacional de Ciudades por la vida -que se conmemora mañana- de las que València forma parte junto a otras 2.000 urbes de todo el  mundo que rechazan «esta pena cruel e injusta que elimina la vida».

«En el año 2017 el Ayuntamiento de València aprobó por unanimidad una declaración institucional contra un tipo de prácticas que muchas veces son más venganza institucional que una práctica realmente eficaz contra la delincuencia», ha afirmado Joan Ribó, que ha puesto como ejemplo Estados Unidos, un país  donde sigue  en vigor la pena de muerte. «Si se comparan los datos de delincuencia que hay en Estados Unidos  con los datos de un país  que no utiliza la  pena de muerte como es España, la diferencia es contundente. Quien se atreva a decir que la pena de muerte sirve para disminuir la delincuencia está engañando a la Sociedad».

El alcalde de València ha señalado que las verdaderas causas  de la pena de muerte «son otras que no respetan la vida, que no tienen en cuenta que muchas veces los condenados lo son por su vulnerabilidad  en la sociedad, por pertenecer a minorías o determinadas  etnias religiosas. Además, la pena de muerte se impone en muchos países con sistemas judiciales  que son injustos o muchas veces se equivocan. Por tanto: ¡No a la pena de muerte!

Por su parte, la concejala  de Cooperación, Maite Ibáñez, ha apuntado que “por sorprendente que nos parezca, un 30 de noviembre más, ya de 2019, seguimos reivindicado las ‘Ciudades por  la vida y contra la Pena de Muerte’. Junto a otras 2000 ciudades de todo lo mundo, reclamamos el  fin de la pena de muerte, donde la muerte de inocentes se irreversible. La violación del derecho a la vida contradice la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por lo que el Ayuntamiento de València quiere alzar su voz ante uno injusticia que, incomprensiblemente, sigue sucediendo en todo el planeta”.

Los representantes del Govern del Rialto que han asistido  a este acto han leído conjuntamente el  manifiesto  con motivo de una nueva edición de «Ciudades por la vida/Ciudades contra la pena de muerte», que al finalizar 2018 ya había sido abolida para  todos los delitos en 106 países, mientras que alcanzaba la cifra de 142 países los que ya la habían abolido  en la práctica. Sin embargo en ese momento había casi 20.000 personas en corredores de muerte de todo el mundo.

En este manifiesto se ha destacado la existencia  de países que  ejecutan la pena de muerte «de manera profusa y sin restricciones», como China, Irán, Aarabia Saudí, Vietnam o Irak. «Por eso estamos hoy aquí para oponernos a la pena de muerte, que es irreversible y con la que se cometen errores, porque no disuade del crimen ni hay pruebas que demuestren que es más eficaz que la cárcel; porque suele emplearse en sistemas  de justicia sesgados  y a veces profundamente injustos y se aplica de forma discriminatoria o se utiliza como herramienta política. Viola el derecho a la vida  y es el castigo cruel, inhumano,  y degradante por excelencia».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.