Investigan a una persona por estafa y hurto de 5.000 euros en mandarinas en Picassent

942

Dentro de los servicios establecidos de forma permanente por la Guardia Civil de Valencia para evitar el robo y comercio ilegal de productos del campo en explotaciones agrícolas y en establecimientos de compra de esta mercancía, la Guardia Civil procedió a la investigación de un varón de 60 años  y nacionalidad española, por un delito de hurto de mandarinas, estafa y falsedad documental.

Por parte del Equipo ROCA de Paiporta, se inicia la Operación “MANDORCOTT”, para el esclarecimiento inicialmente de un delito de hurto de mandarinas de la variedad “Hernandinas” valoradas en 5.000 euros, ocurrido en el término municipal de Picassent.

Tras las pesquisas e indagaciones practicadas, se logró identificar al supuesto autor del hurto de mandarinas. Se trata de un ‘corredor de naranjas’, con el que el agricultor denunciante mantenía relaciones comerciales de este tipo.

El supuesto negocio de este corredor de naranjas consistía en forzar la compra de la producción de un campo de naranjas por un valor muy inferior al pactado inicialmente con el agricultor, el cual se cerraba manuscrito y firmado en papeles de servilleta de bar por valor de 13.000 euros. El ahora investigado provocaba el hurto de parte de la producción del campo que deseaba comprar, del cual conocía perfectamente su ubicación gracias a su estrecha relación con el agricultor perjudicado.

Volvían entonces a renegociar el precio de la producción restante que se encontraba todavía en los árboles por un valor algo más superior para las expectativas del agricultor perjudicado, mostrando así su buena voluntad y convenciendo sin ninguna dificultad al agricultor afectado. Le extendía un ‘pagaré’ por valor de 8.000 euros. De este modo se llevaba finalmente el ‘corredor de naranjas’ la totalidad de la producción, hurtada y restante que quedaban en los árboles, por un valor total de 8.000 euros, un precio muy inferior a los 13.000 euros pactados inicialmente en papel de servilleta de bar.

Durante la investigación, los agentes tuvieron conocimiento de otras formas de engaño por parte del citado ‘corredor de naranjas’ para cometer más estafas. Una de estas formas consistía en falsificar primero los documentos que le cedían a su persona las licencias de una variedad de mandarina denominada ‘Nadorcott’, usurpando la identidad del agricultor titular y propietario de dicha licencia, iniciada sin su consentimiento y tramitada y firmada en su totalidad por el ‘corredor de naranjas’. La situación del agricultor se agravaba al recibir éste cartas de un supuesto bufete de abogados, representantes de dos viveros que habían adquirido ya las licencias al ‘corredor de naranjas’ por un valor total de 40.000 euros. En dichas cartas se reclamaba al agricultor afectado que continuara con la cesión iniciada ya que sus clientes habían abonado y adelantado bastante cantidad económica.

El ‘corredor de naranjas’ se hacía valer de su confianza personal frente a los agricultores y clientes a los que proveía, con los que había trabajado con anterioridad, debiendo y acumulando importantes cantidades de dinero que le hacían tramar más hechos delictivos para hacer frente a sus deudas contraídas.

Finalmente se procedió a la investigación de  este individuo y supuesto autor de los delitos de hurto, estafa y falsificación de documento mercantil.

Con esta operación, se esclarecen un hurto de mandarinas de la variedad ‘Hernandinas’ valorado en 5.000 euros, la estafa y falsificación de documento mercantil valorados en 40.000 euros.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Decanato de los Juzgados de Picassent.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.