‘Heredarás la lluvia’ invita a empaparse de teatro absurdo

646

Tras su paso por el Teatro Principal de Valencia, la nueva producción de la compañía L’Om Imprebís arriba a las tablas escénicas del Talía con su obra ‘Heredarás la lluvia’. Planteada como comedia ácida desde el teatro del absurdo (obras impulsadas por autores como Jean Genet, Albert Camus, Samuel Beckett, Eugène Ionesco o Jean-Paul Sarte), ‘Heredarás la lluvia’ apunta hacia una línea más de riego: permitir la intervención del público, desde las redes sociales, incluso momentos antes de la representación, para que la dupla protagonista (Carles Castillo y Carles Montoliu) mueva sus personajes a partir de dichas sugerencias. Es decir, siguiendo el espíritu que siempre caracterizó las raíces de L’Om Imprebís, el efecto de la improvisación y la libertad de acción sobre la escena fecunda el texto.

Una imagen de la obra.

Frente a una realidad distópica, dos personajes (únicos supervivientes a una hecatombe nuclear) se enfrentan a su devenir sin esperanzas, sin objetivos claros, sin un nuevo paradigma que los erija como personas ante un mundo deshumanizado. Las cuestiones más sencillas y, al tiempo, más complejas de las contradicciones humanas surgen sin parar entre estos dos compañeros de viaje a la nada. La imparable rueda del consumismo, la ambición, el estrés, las obligaciones sociales, el ruido político, la tiranía tecnológica…, han conducido a la humanidad al desastre y…, tras ese horizonte el reino del absurdo, que también tiene sus reglas, se presenta como tabla de salvación. Obviamente la pregunta del subtexto es clara: ¿acaso las bases del modelo social construido no era ya de por sí absurdo?

Bajo los mimbres del humor, la exageración, la réplica y la contraréplica más desconcertante los personajes buscan motivos y razones para cultivar (así se muestra de forma simbólica) esperanza y paciencia ante sus tristes y cómicas soledades. Puede ser que el absurdo mundo que pisamos sea mucho más peligroso que el absurdo que nos espera. Al menos descubriremos nuevas argumentaciones para sobrevivir.

Con una puesta en escena muy bien planificada, a modo de isla geométrica; un atrezzo miminalista (y orgánico para la dramaturgia) junto una gigantesca pantalla que impone fondos de imágenes situacionales, ‘Heredarás la lluvia’ saca a relucir la arquitectura fundacional de L’Om Imprebís en sus casi 40 años de trayectoria. Santiago Sánchez vuelve a mostrar su mejor pulso en la dirección y Víctor Lucas pone su gran aportación musical a un juego donde todo se acopla sin estridencias. A destacar el notable ejercicio actoral que Carles Castillo y Carles Montoliu ponen sobre el escenario sin un minuto de respiro. Como guiño al absurdo, el texto hace mención a ‘Esperando a Godot’, ¿será que vale la pena esperar? Hasta el 14 de marzo pueden disfrutar de ‘Heredarás la lluvia’. No desaprovechen la oportunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.