Fuerza Nueva deja su impronta desgarradora entre el público valenciano en Sons al Mediterrani

357

Fuerza Nueva, o lo que es lo mismo, la unión de Los Planetas y El Niño de Elche, lanzaban su primer single el 12 de octubre de 2019, Día de la Hispanidad, como propuesta provocadora y revisionista de nuestra música popular y tradicional bajo un nombre, como ellos mismos reconocen, “con gancho”.

Fotos: Marta Pérez Ortiz

Pero su apuesta arriesgada no se queda tan solo en el nombre elegido por la formación. Estos músicos de raza nos invitaban con su primer trabajo “Fuerza Nueva” a bucear en los orígenes litúrgicos del rock o del flamenco, a través de letras y tonadas que forman parte de la cultura popular de un país y que reescriben y revisan con éxito, fusionando géneros y estilos y dotando de un nuevo significado canciones como Els segadors, reconvertida en la Canción para los obreros de Seat, o El novio de la muerte, que despojan de su retórica fascista para recuperar la verdadera historia de amor que narra.

En este verano tan poco convencional, como ellos, Fuerza Nueva ha hecho parada en Valencia con su gira de presentación, dos años después de lanzar su proyecto, para abrir el ciclo de conciertos de Sons al Mediterrani. Pese a las restricciones de aforo y las caras del público parcialmente ocultas bajo las ya omnipresentes mascarillas, el público valenciano disfrutaba de un concierto que les acercaba a todo ese inconformismo y transgresión que destila su repertorio.

Un concierto de algo más de una hora en el que sonaron todos los temas de su  disco de presentación y que abría con Santo Dios. Tampoco faltaron canciones como 'Los campanilleros', 'La cruz', 'La canción de los gitanos' (su particular versión del himno de la comunidad gitana Gelem Gelem), ni algunas míticas de Los Planetas como 'Tendrá que haber un camino', que Niño de Elche interpretó a la perfección reemplazando al inigualable Morente, que en su día puso voz al tema, o el bis 'Romance' de Juan de Osuna.

Temas estos últimos que sirvieron para rellenar el repertorio, dada la brevedad del disco, y aunque del agrado de la concurrencia, sin duda el público echó en falta alguno de los nuevos singles recientemente estrenados.

Pese a todo, el público valenciano volvió a vibrar y a disfrutar de la música en directo, en el incomparable marco de la Marina Sur.

Un concierto que ha abierto oficialmente la temporada musical al borde del mar en Valencia y de Sons al Mediterrani. Completan las propuestas de este ciclo los conciertos de Amaral ( jueves 1 de julio), Niña Pastori (miércoles 7 de julio), María José Llergo (martes 20 de julio) y Rozalén (jueves 22 de julio).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.