Estudiantes de la UPV viajan a Los Ángeles para competir en la Hyperloop Pod Competition 2019

290

Hyperloop UPV, el equipo de estudiantes de la Universitat Politècnica de València (UPV), viaja este fin de semana a Los Ángeles, Estados Unidos, para participar en la final de la Hyperloop Pod Competition 2019. El desafío para formaciones universitarias, iniciado por Elon Musk y la empresa SpaceX en 2016, cumple este año su cuarta edición y celebrará su última fase del 14 al 21 de julio en California.

El objetivo de la competición es claro: crear el pod autopropulsado, la “vaina”, que consiga la máxima velocidad -con una deceleración exitosa y segura- en el tubo de vacío de 1200 metros que la organización pondrá a disposición de los 3 equipos más destacados al finalizar la semana en la que se habrá realizado un centenar de pruebas y validaciones. Para ser seleccionados, cada universidad ha desarrollado un prototipo original que transportan desde su país de origen y en el que llevan trabajando todo el curso académico para obtener las mejores puntuaciones en los test propuestos.

El equipo Hyperloop UPV, integrado actualmente por 35 miembros, participa en la última etapa de la competición por cuarta vez consecutiva y convierte así a la Universitat Politècnica de València en una de las únicas cinco instituciones que lo han conseguido en todo el mundo. Más de 300 universidades se presentan anualmente al reto, uno de los concursos de ingeniería para universitarios más complejos. El grupo valenciano es el único representante español en la recta final, donde se enfrentará a los otros 20 equipos clasificados.

Turian, el prototipo de la UPV

Turian es el nombre del prototipo creado por Hyperloop UPV para la competición, el cual fue presentado públicamente el pasado mayo. Se trata de un pod que utiliza más de mil piezas para su construcción pero que apuesta a su vez por una simplificación que reduce peso con menos motores -12, independientes, 20 caballos cada uno- y un sistema eléctrico más sencillo.

El prototipo es más fiable, más seguro, más compacto, más ligero y con una mejor relación peso-potencia que su predecesor, el cual ya quedó entre los 10 primeros clasificados en la Hyperloop Pod Competition de 2018.

Turian pesa tan sólo 96 kilos y dispone de una carcasa de fibra de carbono y 500 sensores que miden cualquier parámetro durante su funcionamiento. En simulaciones, el modelo acelera de 0 a 100 km/h en menos de 2 segundos y es un aspirante claro a ganar la competición.

Hyperloop Pod Competition, el reto universitario

La idea de un sistema de transporte a través de tubos de vacío, que eviten la resistencia al aire y minimicen la fricción para conseguir altas velocidades, es antigua aunque nunca haya sido ejecutada a gran escala. En 2012 el concepto volvió al debate público gracias al magnate y emprendedor en serie Elon Musk. Ese año, profesionales de su empresa de transporte aeroespacial SpaceX trabajaron sobre un modelo conceptual de tren desplazándose en un tubo sin aire y le dieron el nombre comercial de Hyperloop.

Todo el proyecto se realizó bajo la filosofía de colaboración abierta y se invitó a cualquier persona a participar en él para mejorarlo. Esto dio origen, en 2016, a la competición universitaria Hyperloop Pod Competition, un desafío lanzado a los estudiantes de todo el mundo para crear el prototipo más rápido y seguro que circule por el tubo de pruebas de 1200 metros que SpaceX construyó al efecto y del que obtener también innovaciones aplicables al sector del transporte.

 

Hyperloop UPV, equipo de Generación Espontánea

El equipo Hyperloop UPV fue creado expresamente para el primer reto de 2016. Desde ese año, cuando ganó los premios al Mejor Diseño Conceptual y al Mejor Sistema de Propulsión, el equipo universitario de la UPV ha vuelto a Estados Unidos cada verano, finalizando siempre entre las 10 primeras posiciones en la clasificación final.

Este conjunto de alumnado sobresaliente está integrado en el programa Generación Espontánea, la iniciativa de la Universitat Politècnica de València de apoyo a grupos estudiantiles para que realicen actividades extracurriculares. Fue, de hecho, uno de los primeros proyectos en unirse a esta iniciativa y uno de los mejores embajadores internacionales de la universidad desde su creación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.