El Valencia se despide de la Champions

427

No pudo ser. El Valencia no consiguió pasar de octavos de final en la Champions League tras perder por 3-4 en Mestalla ante el Atalanta. La remontada se presentaba difícil, pues el conjunto che debía remontar el 4-1 que los italianos firmaron en el partido de ida en Milán, pero los de Albert Celades todavía mantenían la esperanza de darle la vuelta al marcador y continuar con su paso por la Liga de Campeones.

No obstante, la realidad se impuso en Mestalla cumpliéndose todos los pronósticos de las principales casas de apuestas. En los 90 minutos que duró el encuentro, los valencianos no supieron aprovechar las oportunidades que se le presentaron; es más, no fue la superioridad de su contrincante lo que terminó por inclinar la balanza en favor de los italianos, sino sus propios errores sobre el terreno de juego. Errores insalvables e injustificables que llegaron de la mano de jugadores como Diakhaby. El delantero francés fue el responsable de dos penaltis que Ilicic se encargó de materializar en gol logrando engañar a Cillessen en ambas ocasiones.

Tras el primer tanto, Gameiro y Ferran Torres consiguieron devolver la ilusión al equipo firmando un 3-2 que, si bien no les daba la plaza a cuartos, sí ayudaba a despedirse de la competición con buen sabor de boca. Pero los blanquinegros pronto perdieron fuelle y el Atalanta aprovechó su debilidad para hacer gala, una vez más, de su poder en ataque. Ilicic fue el hombre de la noche, pues a los dos tantos de penalti logró sumar otros dos goles que conformarían el marcador final.

Fue un partido atípico, en el que los valencianos no contaron con el apoyo de su afición para llevar a cabo la remontada. El brote de coronavirus que afecta a buena parte de la población mundial obligó a que el partido se jugara a puerta cerrada. Tan solo 250 personas pudieron estar en el estadio, contando a los futbolistas, los árbitros, el equipo médico y técnico, los delegados de la UEFA, los recogepelotas, los representantes de ambas directivas, la seguridad privada del club y la policía nacional, y los técnicos de Mediapro para la retransmisión del encuentro.

Esto, sumado a la ausencia de jugadores clave como Ezequiel Garay (lesionado), Gabriel Paulista (sancionado) y Maxi Gómez (lesionado) terminaron por hundir a un Valencia que se despide de la Champions por la puerta de atrás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.