El tripartito de Albal aprueba en solitario el presupuesto de 2020 que asciende a 10,8 millones de euros

252

Los presupuestos generales del Ayuntamiento de Albal para 2020 se han aprobado en solitario por el equipo de Gobierno en la sesión plenaria extraordinaria celebrada este lunes. El gobierno conformado por PSPV, Compromís y Unidas-Podemos ha sacado adelante las cuentas que ascienden el próximo ejercicio a 10.763.470,46 euros. La oposición, formada por Partido Popular, Avant-Albal y Ciudadanos, votó en contra de la propuesta.

Según defienden desde el Gobierno municipal, su presupuesto tiene como ejes principales posibilitar un modelo sostenible para el desarrollo de la localidad, mejorar la vida de la ciudadanía, así como garantizar unos servicios públicos de calidad. Así lo explicó ayer en la sesión, María José Hernández Vila, portavoz y concejala de Hacienda.

“Son unas cuentas municipales marcadas por la austeridad y la contención del gasto que este ejercicio se reducen mínimamente respecto al pasado año, teniendo en cuenta que ya se habrán iniciado las obras de la estación de tren, resulta necesario ser moderados en el gasto para que podamos asumir una inversión vital para el desarrollo y el futuro del municipio”, señaló la edil, quien definió el presupuesto de “estable, riguroso, responsable y ajustado a la realidad de los intereses de los vecinos y vecinas”.

En su intervención, la portavoz socialista ha vuelto a poner en valor la condición de Albal como municipio con deuda 0, una situación de la que goza desde 2017. La localidad cumplió con los objetivos marcados por la ley orgánica de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera de 2012 y esto ha permitido tener una saludable situación económica. “Y todo ello sin haber sido necesario aumentar las tasas e impuestos un año más”, defendió Hernández Vila.

En el capítulo de Personal, la concejala explicó que este 2020 se llevará a cabo la regulación de los puestos de trabajo de los empleados públicos, un compromiso adquirido en 2010 y paralizó una orden del Gobierno Central hasta el pasado 2018. El proceso de promoción interna de auxiliares a administrativos afectará al 25 % de la plantilla.

Del capítulo II, el gobierno destacó la puesta en marcha del servicio de información meteorológica, una herramienta que ayudará a ajustar mejor la contratación de seguros e indemnizaciones ante posibles catástrofes, prevenirlas y prestar un mejor servicio público ante las inclemencias. Además, Albal acabará con el cambio de todas las farolas del municipio por tecnología LED, que supondrá un ahorro de unos 100.000 euros al año.

En el presente presupuesto Albal destinará una parte del presupuesto a realizar un Plan de accesibilidad iniciado en 2013 con la eliminación de barreras arquitectónicas en las calles y edificios municipales que se completará el próximo ejercicio, “hecho que demuestra la sensibilidad con los discapacitados y personas con movilidad reducida”.

El compromiso social sigue siendo la bandera del gobierno, es por ello que se mantienen las partidas destinadas a prestar servicios sociales sin olvidar grandes áreas como la Educación, Juventud, Participación, Medio Ambiente, Movilidad y Economía con especial atención al tejido industrial y al fomento del comercio local, principales motores de la economía local. El municipio también mantiene intactas las becas municipales, ayudas sociales y subvenciones a todos los colectivos locales.

El gobierno local continua con una importante política de contención del gasto y de ahorro así, en el capítulo de gastos, la construcción de la estación de tren se lleva gran parte del Presupuesto y está dotada con una partida de 832.383,33 euros. “Apostamos por este proyecto histórico que será trascendental para el crecimiento demográfico, económico y social del municipio y cuyas obras se iniciarán antes de que acabe este 2019”, se expuso ayer.

Albal también destina 268.100 euros a inversiones, entre las que destacan: la ampliación del cementerio municipal a través de la construcción de más nichos, la adquisición de un vehículo eléctrico o la instalación de placas solares en los edificios municipales y centros escolares, entre otros.

La oposición, en contra

En su intervención, el portavoz del PP, José Miguel Ferris, criticó la partida de gastos y tildó de “muerto” al presupuesto augurando “que irían modificando a lo largo del ejercicio”. Por su parte, la líder de Avant-Albal María José Hernández Ferrer criticó el presupuesto de Marí por “continuista y acabado” y, finalmente, Rafael Rodríguez, portavoz de Ciudadanos justificó su voto en contra criticando el gasto en la estación del tren y que no se haya hecho el esfuerzo de bajar el IBI.

El alcalde puso el punto final al pleno extraordinario donde exigió respeto y pidió prudencia ante las críticas de la oposición. Marí argumentó que son muchos los retos a los que el gobierno se enfrenta cada año, al frente de la gestión municipal, “la creación de riqueza y empleo, el mantenimiento de la ciudad y su crecimiento equilibrado, el desarrollo de las políticas que garanticen la igualdad en el acceso a los recursos y servicios públicos y el fomento de la participación ciudadana, entre otros muchos”.

El primer edil continuó defendiendo la llegada de la estación de tren a Albal y concluyó que, desde el ejecutivo, junto a los técnicos municipales responsables de las áreas, seguirán diseñando unas cuentas que permitan que Albal siga avanzando en justicia, bienestar y solidaridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.