El proyecto ‘Torna la Primavera’ decorará con flores Paterna, Manises, Rafelbunyol, Godella y Albalat dels Sorells

2009

El Palacio de los Borgia de Gandia, el Castillo de Benissanó, la Torre de Paterna y el Parque de la Pinada de L’Eliana son algunos de los espacios que acogerán entre el 18 y el 23 de agosto los montajes florales del proyecto ‘Torna la Primavera’, con el que la Diputació de València contribuye a la reactivación de uno de los sectores gravemente afectados por la pandemia, como hizo con los pirotécnicos, los indumentaristas y los artistas falleros.

La corporación provincial ha subvencionado con 60.000 euros la propuesta de la Asociación Nacional de Floristas, que organiza un evento que se traducirá en la instalación de 20 piezas ornamentales en otros tantos municipios de la provincia, en el marco de la campaña ‘Rincones florales para todos’ con la que el gremio pretende fomentar la cultura floral. Para ello, la Asociación Nacional cuenta con la colaboración de la Asociación de Productores y Vendedores de Flores de Mercaflor, Clip… Flores y más, Mercavalència y la propia Diputación.

La visibilidad del trabajo que desempeña el sector, afectado directamente por la cancelación de eventos de todo tipo a causa de la COVID-19, está garantizada con los espacios escogidos para el montaje, todos ellos de especial relevancia por su belleza, valor arquitectónico o interés cultural e histórico.

Un total de 11 comarcas valencianas, además de la capital, participarán en este proyecto de ayuda al sector florista que constituirá una especie de homenaje a la primavera robada por la pandemia. En las dos comarcas de l’Horta, serán Paterna, Manises, Rafelbunyol, Godella y Albalat dels Sorells, las localidades que vean vestido con flor alguno de sus espacios más emblemáticos; en la Vall d’Albaida será Quatretonda la escogida; los montajes florales engalanarán rincones de Gandia, en La Safor; Faura y Quartell, en El Camp de Morvedre; Benissanó y L’Eliana en El Camp de Túria; Carcaixent, Alberic, Alginet y L’Alcúdia en La Ribera Alta; Cullera en La Ribera Baixa; Moixent en La Costera; Requena y Ayora.

La ayuda de la Diputació se invertirá en la adquisición de las flores y plantas procedentes de productores y cultivadores valencianos, los materiales necesarios para la elaboración y el trabajo de herreros y carpinteros para el montaje de cada instalación. Además, también cubrirá los gastos básicos de los floristas que participarán en el proyecto. Cada uno de los montajes será realizado por un equipo de diez floristas más un jefe de grupo, y todos ellos contarán con el asesoramiento y seguimiento de la Asociación Nacional.

Reunión previa

El convenio con la Asociación Nacional de Floristas y los productores valencianos se aprobó en el pleno de la Diputació de junio, al igual que las ayudas a otros sectores tradicionales afectados por la crisis sanitaria. Antes de someterlos a la aprobación plenaria, el presidente de la Diputació de València, Toni Gaspar, se reunió con los responsables de cada uno de estos sectores para escuchar sus propuestas y estudiar las posibles vías de colaboración.

En el caso de los floristas, la idea partió de una reunión que tuvo lugar en junio entre el presidente Gaspar, el presidente de la Asociación Nacional de Floristas, Paco Medina, el presidente de los vendedores de Mercaflor, Paco Romero, y los también representantes del sector Salvador Navarro y Marisa Roig.

En menos de dos meses, y después del disparo simultáneo de una quincena de castillos de fuegos artificiales en municipios costeros, en la colaboración entre Diputació y pirotécnicos que se hizo llamar ‘Torna la Llum’, una veintena de localidades valencianas exhibirán monumentales piezas florales allí donde deberían celebrarse las fiestas canceladas por el Coronavirus. En el camino hacia la normalidad, ‘Torna la primavera’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.