El Pleno del Ayuntamiento aprueba la adhesión de València a la Alianza por la Emergencia Climática

0
240

El Pleno del mes de septiembre ha aprobado una propuesta presentada por el concejal Carlos Galiana «para que la Delegación de Comercio continúe trabajando como hasta ahora con los servicios jurídicos y económicos del Ayuntamiento y los representantes de la Asociación de Vendedores del Mercado Central para encontrar la mejor solución posible, dentro de la legalidad y la Ley de Contratos del Sector Público, para la gestión del Mercado Central de Valencia». También se ha aprobado la adhesión de València a la alianza por la emergencia Climática, mientras que ese ha rechazado la creación de una comisión no permanente para determinar las causas que han provocado el pasado verano el cierre de playas en Valencia.

La propuesta de Galiana se ha presentado con carácter alternativo a una moción inicial presentada por la portavoz María José Catalá y el concejal Santiago Ballester, del Grupo Municipal Popular en la que solicitaban que por parte del Ayuntamiento de València «se lleve a cabo un reconocimiento que ponga en valor la labor de la Asociación de Vendedores del Mercado Central que ininterrumpidamente ha realizado en esta Ciudad durante más de tres décadas». Igualmente se solicitaba en la moción decaída «que se cree de inmediato una mesa técnica para buscar soluciones jurídicas que den viabilidad a la permanencia del modelo de autogestión que se viene realizando en el Mercado Central».

Ya antes de comenzar el Pleno, el concejal Carlos Galiana ha mandado un mensaje de tranquilidad a los vendedores del Mercado Central «porque sea cual sea el modelo de gestión por el que se opte no existe ningún peligro ni para las paradas, ni para los trabajadores ni para los negocios».

Galiana ha pedido a los vendedores que «vuelvan a la mesa de negociación para poder seguir trabajando y avanzando. Les pedimos una documentación económica en julio y aún estamos esperando respuesta». También le ha dicho a la concejal Popular María José Catalá «que si tiene alguna propuesta que la traiga al Pleno, que no la ha traído, y si es posible que sea legal, no que engañe, mienta y utilice a los vendedores del Mercado Central».

En la moción inicial se afirmaba por parte de los proponentes, tras poner en valor la importancia del Mercado Central que «la hipertrofia legislativa existente, con la multiplicidad de leyes que en las últimas décadas se han promulgado sobre el sector público, no debería de ser un obstáculo a la conservación de fórmulas de gestión muy arraigadas en nuestra Ciudad y que han demostrado ser eficaces y eficientes».

La moción ha salido adelante con los votos a favor de los concejales y concejalas del Govern del Rialto y el voto en contra de toda la oposición municipal

 

Emergencia climática

Por otra parte, a través de una moción conjunta de los grupos Compromís y Socialista, el Pleno ha aprobado la adhesión del Ayuntamiento de València a la iniciativa presentada por las organizaciones que integran la Alianza por la Emergencia Climática, «reconociendo el estado de emergencia climática en que se encuentra nuestro planeta, desde el Amazonas al Ártico, y que amenaza particularmente a los territorios del norte y el sur de la cuenca mediterránea». Desde el momento en que ha sido aprobada la moción se ha colgado del balcón principal del Ayuntamiento de València una pancarta en la que puede leerse: «València declara l’Emergència Climática».

Esta adhesión incluye una serie de propuestas de acuerdo como la de «establecer los compromisos políticos, normativas y recursos necesarios para garantizar reducciones de gases de efecto invernadero para llegar al balance neto cero no más tarde de 2040, y si puede ser antes de 2035, así como detener la pérdida de la biodiversidad y restaurar los ecosistemas como única respuesta posible para evitar un colapso de todos los sistemas naturales, incluido el humano»

También se ha aprobado, dentro de la misma moción, «promover el ahorro y la eficiencia energética, así como el uso de energía 100% renovable de forma urgente y prioritaria, abandonando lo más rápido posible el uso de combustibles fósiles», o «trabajar en la reducción del consumo de agua global de la ciudad, así como en la reutilización del agua actualmente empleada».

En otra de las propuestas se incluye el acuerdo de «avanzar decididamente hacia la relocalización de los sistemas agroalimentarios próximos, l’Horta, la Albufera, el Mediterráneo desde la perspectiva de la soberanía alimentaria y la transición agroecológica. Defender nuestros tradicionales sistemas agropecuarios y pesqueros como despensa de alimentos y como estrategia para mitigar y aumentar la resiliencia ante los efectos del cambio climático, con especial atención al papel del agrosistema de l’Horta».

Otras propuestas son «fomentar la adaptación de los barrios y la ciudadanía de Valencia ante los riesgos y amenazas de la crisis climática y de los fenómenos meteorológicos que comporta; seguir trabajando por una movilidad sostenible y baja en carbono mediante la ordenación del tráfico, la peatonalización de espacios y el aumento del uso de nuevas formas de movilidad no contaminantes».

 

Saneamiento y vertidos

Por último, ha sido rechazada por los votos del equipo de gobierno la moción presentada la portavoz María José Catalá y la concejal María José Ferrer San Segundo, en su nombre y en el del Grupo Municipal Popular, en la que solicitaban la creación de una comisión «para determinar las causas que han provocado el pasado verano el cierre de playas en Valencia, los daños directos o indirectos causados y las medidas a adoptar para evitar nuevos cierres, con los consiguientes perjuicios». Sí han votado favorablemente, además del grupo Popular,  los representantes de Ciudadanos y Vox

La moción planteaba que los trabajos de esta comisión no permanente, constituida por al menos miembro de cada grupo municipal del Consistorio, «vayan encaminados a determinar las causas y los puntos en los que se producen vertidos incontrolados a la red de conducciones y acequias que discurren por el término municipal de València y que vierten sus aguas al mar, así como deficiencias, estado y soluciones respecto a la red de saneamiento y alcantarillado municipal».

En el cuerpo de la moción se recordaba que «hasta en cuatro ocasiones se han cerrado las playas del término municipal de València, más concretamente: el 14 de junio (Malvarrosa y El Cabanyal), el 4 de julio (Malvarrosa y Devesa) y el 4 de septiembre la playa de Pinedo».

La concejala responsable del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía,  ha argumentado que no existían motivos para la creación de la comisión y ha acusado a la oposición de «falta de interés por comprender lo ocurrido, porque a ustedes el tema de fondo no les importa».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.