El Pleno aprueba con los votos de Compromís y PSPV la organización y las retribuciones de la nueva corporación municipal

0
294

El Ayuntamiento de València ha aprobado en un pleno extraordinario la organización de la nueva Corporación, con el voto favorable de los miembros del Gobierno (Compromís y PSPV) y en contra del PP, Ciudadanos y Vox, que han cuestionado las retribuciones económicas a la oposición.

valencia ayuntamiento plenoEn este pleno se ha aprobado el régimen de sesiones, composición y competencias de las comisiones, la dotación económica de los grupos políticos y vocales de las juntas municipales, los representantes en las entidades metropolitanas, empresas y otros organismos con participación municipal, y se ha definido la ubicación los concejales en el hemiciclo, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

El PP y Ciudadanos han votado en contra de todas las propuestas, mientras que Vox ha respaldado los puntos referidos a la aprobación del número de vocales en las juntas municipales, a la distribución de personas consejeras en la empresa mixta Emivasa y a la composición de la Junta de Protección Civil.

Asimismo, Vox se ha abstenido en el nombramiento de representantes en las entidades EMSHI y EMTRE, y ha votado en contra del resto de puntos, salvo el referido a la dotación económica de los grupos municipales, en el cual el concejal Vicente Montañez lo ha hecho a favor, y el portavoz del grupo, José Gosálbez, en contra.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha explicado que en el caso de las retribuciones a los concejales en función de su dedicación, la decisión de su Gobierno ha sido “aplicar la legalidad de la manera más favorable, es decir, otorgar el máximo legal permitido”, y ha instado también a revisar la normativa vigente.

Por su parte, la portavoz del grupo socialista y vicealcaldesa, Sandra Gómez, ha asegurado que coincide en que deberían ser todos los miembros de la Corporación los que pudieran acceder a la dedicación exclusiva, pero ha recordado que la legislación estatal aprobada por el gobierno del PP en su momento lo impide, por lo que ha instado a la oposición a impulsar el cambio de la ley.

La portavoz popular, María José Catalá, ha criticado las labores de negociación entre los grupos del Gobierno municipal, que ha definido como un “espectáculo rocambolesco, de desencuentro, que ha resultado en reinos de taifas”, y ha acusado a Ribó de “dificultar la labor de la oposición” y de “cercenar derechos”.

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha acusado también al alcalde de mentir a la hora de justificar las medidas sobre la organización municipal (el reparto de la exclusividad entre los concejales), y ha calificado de “extraño” que se haya optado por un gobierno con dos vicealcaldías.

Por su parte, el portavoz de Vox, José Gosálbez, ha acusado al nuevo Gobierno de “dar un trato desigual a los 33 concejales” de la ciudad, y ha calificado su actitud de “antidemocrática” y “dictadura de la izquierda”.

Por su parte, su compañero de grupo, Vicente Montañez, ha criticado el incremento salarial propuesto para la corporación, y ha mostrado al plenario un rodillo de pintor como símbolo de la actitud del alcalde y de su gobierno.

Tras el pleno, en declaraciones a los periodistas, el alcalde, Joan Ribó, ha expresado su satisfacción porque “a partir de ahora ya se pone a funcionar todo de una forma normal”, y ha lamentado la imposibilidad de que todos los concejales puedan tener un régimen de dedicación exclusiva, un problema, ha recordado, que generó el exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.