El Hospital General de Valencia pone en marcha un laboratorio de valoración biomecánica

214

El Hospital General Universitario de Valencia cuenta con el primer laboratorio de valoración funcional de biomecánica clínica, la primera unidad de estas características en la Comunitat Valenciana integrada en un hospital público.

El laboratorio de valoración funcional permite realizar un análisis objetivo y preciso de los movimientos. Mediante instrumentos de tecnología avanzada se puede analizar con precisión aspectos tales como la movilidad, fuerza, resistencia, fatigabilidad, etc, de una región corporal, describiendo así la verdadera situación funcional en la que se encuentra el paciente.

Este nuevo espacio, ubicado en el servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General de Valencia, ofrece importantes ventajas a los pacientes, entre las que destacan, “disponer de distintas pruebas clínicas capaces de objetivar y analizar su situación funcional”, señala Inmaculada Renart, gerente del Consorcio Hospital General de Valencia.

Cuenta con tecnología de última generación que permite realizar la valoración de la marcha, el equilibrio, raquis lumbar, raquis cervical, hombro, rodilla, fuerza de la mano y balance articular. Entre los diferentes dispositivos destacan dos plataformas dinamométricas y un sistema de fotogrametría con diferentes cámaras sincronizadas, para registrar la imagen del paciente estudiado y analizar las características del movimiento que desarrolla cuando realiza un determinado gesto.

La jefa del servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General de Valencia, Victoria Iñigo, ha explicado que las pruebas que se llevan a cabo en este laboratorio de valoración funcional “permiten valorar las secuelas de lesiones a partir de identificar patrones anómalos de movimiento, de coordinación muscular o de fuerza. La valoración biomecánica posibilita poder realizar un seguimiento de la evolución de las lesiones y evaluar la efectividad del tratamiento aplicado”.

Por otro lado, el laboratorio permite también comprobar la evolución tras la implantación de una prótesis o valorar el estado y nivel de movilidad de un paciente antes de realizar una intervención quirúrgica, entre otras mediciones que contribuyen a precisar con mayor exactitud, tanto diagnósticos como tratamientos.

La puesta en marcha de este laboratorio es fruto de un acuerdo de colaboración entre el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) y la Fundación de Investigación del Hospital General de Valencia (FIHGUV) por el que el equipamiento y la tecnología es cedida por el Instituto al objeto de valorar su utilidad en el contexto sanitario, realizando pruebas de valoración funcional.

Por su parte, el hospital obtiene así las herramientas más innovadoras en la actualidad para mejorar el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de numerosas patologías que reducen la capacidad funcional del paciente, proporcionando así una atención vanguardista y de calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.