El disparatado Wonderland de Sala Russafa

461

Volvió Alicia a Sala Russafa; sí, sí, no solo la Alicia de Lewis Carroll (que lo es) sino la Alicia creada por Chema Cardeña para su ‘Alicia en Wonderland’ (estrenada hace unos cinco años) y que ahora, ya crecidita y con amplio C.V., regresa al destarifado universo de Wonderland en busca de una solución para su propio lugar en el mundo y, de paso…, arreglar el mundo. ‘Alicia en Wonderland. El regreso’ mantiene las claves de su predecesora (humor, crítica social, música en directo, el absurdo como respuesta a la realidad…) pero con un punto más de amargura y pesadumbre.

Una imagen de ‘Alicia en Wonderland. El regreso’.

Como en anteriores planteamientos escénicos desarrollados por la compañía Arden en fechas navideñas (‘El mago de OZ’, ‘Peter Pan’ o ‘Y la nave va’) cual farsas o vodeviles que cierran el año bajo la diversión y el esperpento, ‘Alicia…’ cuenta con las sólidas tablas de la troupe Russafa que cumple a la perfección el juego creado por Chema Cardeña en su revisión de ‘A través del espejo’. Conocidos y habituados a las alocadas propuestas del autor en las comedias corales e irreverentes, las tablas de Iria Márquez, Jaime Vicedo, Darío Torrent, Rosa López, Raquel Ortells, Toni Aparisi y el propio Cardeña permiten disfrutar de un espectáculo donde impera el humor y una ácida visión de la sociedad que nos rodea.

Imagen de la función.

Junto a la singular tropue Russafa  en la interpretación hay que sumar la estupenda banda musical compuesta por David Campillos, José Montoro y Johnny B. Zero que entre réplicas y contraréplicas y cambios de acción repasan con gusto temas de The Police, Lou Reed, The rolling stones…, que hacen las delicias del público (a destacar el acierto de la elección de ‘Centro de gravedad permanente’, de Franco Battiato) y…, presten atención a esa Reina Roja creada por Rosa López, toda una maravilla. Queda una larga semana para disfrutar de ‘Alicia en Wonderland. El regreso’ con un gran plantel de actores y actrices, un texto y una dirección a prueba de bombas y el buen gusto por la risa y la sátira (no queda bicho sin que le corten la melena).  No se la pierdan y entren en el Wonderland diseñado en Sala Russafa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.