El Consell declara como BIC los actos tradicionales de la Bajada del Cristo y las Embajadas de Moros y Cristianos de Ontinyent

0
281

El Pleno del Consell aprobó hoy el decreto por el que se declaran Bienes de Interés Cultural (BIC) inmaterial los actos de la Bajada del Cristo y de las Embajadas de las Fiestas de Moros y Cristianos de Ontinyent. Ambas fiestas sustantivan así su acervo cultural en la Cominitat Valenciana.

La tramitación del expediente se inició por resolución de incoación de 24 de julio de 2018, de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte.

En el procedimiento se ha concedido trámite de audiencia a la Sociedad de Festeros del Santísimo Cristo de la Agonía de Ontinyent y al Ayuntamiento de Ontinyent.

La fiesta ya ostenta la condición de BIC.

Asimismo, en el expediente constan los informes favorables del Consell Valencià de Cultura, de la Universitat de València y de la Universidad Católica de València.

En el marco de las Fiestas de Moros y Cristianos de Ontinyent se celebran, desde el año 1860, los actos de la Bajada del Cristo y de las Embajadas, que, a través del decreto mencionado, se declaran como Bienes de Interés Cultural inmaterial por el valor patrimonial cultural que tienen.

Hay que recordar que la Ley de patrimonio cultural valenciano dispone que se podrán declarar como Bienes de Interés Cultural las actividades, los conocimientos, los usos y las técnicas que constituyen las manifestaciones más representativas y valiosas de la cultura y el género de vida tradicionales del pueblo valenciano. Además, la ley establece que esta declaración se realice mediante decreto del Consell.

Tradición continuada

El bien protegido consiste en la Bajada del Cristo de la Agonía, que se celebra el cuarto sábado del mes de agosto y consiste en el traslado en procesión del Cristo desde la ermita de Santa Ana hasta la iglesia parroquial de San Carlos. Esta manifestación es continuadora de la tradición secular por la cual las milicias urbanas, en la época foral, acompañaban con salvas de pólvora a la patrona.

La constitución de la iglesia de San Carlos como parroquia independiente en 1851 y el nacimiento de la fiesta en 1860 potencian el culto al Cristo y el reforzamiento del acto de la Bajada, incluida como un acto más de las fiestas, y que ha mantenido el mismo itinerario desde entonces.

Embajadas de Moros y Cristianos

Por otro lado, y también en el marco de las fiestas, se celebra el lunes siguiente al cuarto domingo del mes de agosto las Embajadas de Moros y Cristianos. En este acto, los dos ejércitos confluyen en el castillo de las fiestas adosado a la fachada del ayuntamiento, en la plaza Mayor, donde tiene lugar la declamación del texto tradicional, que se mantiene desde el nacimiento de la fiesta.

Las Embajadas son una representación simbólica del enfrentamiento entre las dos culturas que acaba con el hermanamiento de los dos bandos. El texto de las Embajadas, que escribió el escritor romántico Joaquín José Cervino en 1860, posee un valor literario que hay que preservar.

Además de la declaración como bienes de interés cultural inmaterial, el decreto establece también las medidas de protección y salvaguardia de los bienes, como son la realización de trabajos de identificación, descripción e investigación del bien, la incorporación de testigos y la necesidad de velar por el normal desarrollo y pervivencia de esta manifestación cultural. La gestión del bien la tendrá la Sociedad de Festeros del Santísimo Cristo de la Agonía de Ontinyent.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.