El Centre del Carme presenta la película de Aki Kaurismaki ‘La vie de Boheme’

0
176

El CCCCinema del Centre del Carme, en su recorrido por la comedia europea, se detiene esta semana en 1933 con la producción alemana ‘Viktor und Viktoria’ (1933), uno de los títulos más conocidos de este ciclo por la cantidad de ‘remakes’ que se han realizado. Se trata del film original, producido en Alemania mucho antes de que Blake Edwards en 1982 retomase la historia rocambolesca de Victoria Grant (protagonizada por Julie Andrews) y nos brindara una de sus películas más memorables.

‘Viktor und Viktoria’, que se podrá ver el martes, 6 de agosto, es una pieza fundamental del primer cine musical sonoro. Hacía solo 4 años que empezaba y arrasaba el cine sonoro. Era un tiempo en el que, a falta de doblaje y como alternativa al subtitulado, se rodaban versiones en otros idiomas al mismo tiempo. Daniel Gascó, coordinador del ciclo explica que “ahora nos parece curioso que tenga varios números musicales de corte español, pero en aquellos años el tema español estaba de moda en Alemania. Recordad, por ejemplo, cómo la UFA contrató a una de nuestras grandes estrellas: Imperio Argentina” y añade que “sorprende también que una comedia como esta, que apunta hacia la confusión de géneros y cuestiona la masculinidad, pudiera producirse durante el reinado de Hitler”.

Imagen de la película.

De producción alemana (aunque rodada en francés) es también ‘La vie de Boheme’ (La vida de Bohemia, 1992). Su aversión por la apropiación indebida que la ópera de Puccini hizo de la obra original animó a que el cineasta finlandés Aki Kaurismaki emprendiera esta adaptación de la preciosa novela de Henri Murguer. Kaurismaki creó una obra maestra del humor que en ningún momento pierde de vista el escenario trágico de sus protagonistas, tres artistas que comparten hambruna y calamidades en tiempos de profunda crisis.

El reparto incluye dos figuras legendarias del cine: el actor fetiche de Truffaut, Jean-Pierre Léaud, y el cineasta americano Samuel Fuller.

‘La vie de Boheme’ se proyectará el viernes 9 de agosto, pero antes habrá tiempo también para disfrutar, el miércoles 7, de la primera comedia española del ciclo ‘La línea del cielo’ (1983), dirigida por Fernando Colomo y protagonizada por un joven Antonio Resines, el único actor profesional del reparto.

Influenciado claramente por la obra de Wim Wenders, Fernando Colomo parte hacia la Gran Manzana sin guión, decidido a escribir la historia de un español en Nueva York. Con enorme agudeza, Colomo saca partido a muchas circunstancias que él y su equipo van encontrando durante su estancia. El resultado es una comedia inspiradísima que rebosa talento y felicidad.

Y relacionada también con el ámbito artístico, pero nada más lejos de la biografía de artista, se podrá ver el jueves 8 de agosto ‘Las aventuras de Picasso’ (1978). Narrada al más puro estilo visual de Chaplin o Keaton, se vale de unos diálogos absurdos que no explican nada. Según Daniel Gascó, “aunque es una producción sueca, se hablan 10 idiomas, incluido el español, sin que nada de lo que se diga signifique nada en particular”. Su tono surrealista salpica los diálogos. Cuando un personaje debería decir “Heil Hitler” grita “Halvliter”, que significa ‘medio litro’ en sueco. Los directores Hans Alfredsson y Tag Danielsson trazan un universo mágico donde el artista pinta una puerta en la pared, la abre y desaparece. Una producción que invita a bucear en sus imágenes y gozar de su plástica.

El sábado, 10 de agosto, llega ‘Si può fare’ (2008), dirigida por Giulio Manfredonia. El sospechoso parecido con la premisa inicial de ‘Campeones’ salpica al propio cartel de esta comedia de culto italiana. La pequeña utopía que narra, que por momentos parece un cuento de hadas, está inspirada en historias reales que se dieron en las cooperativas para enfermos mentales. En principio, a Giulio Manfredonia le ha inspirado claramente la estructura cómico-trágica de ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’, pero su tratamiento de la locura resulta más certero y profundo. ‘Si può fare’ acaba siendo un emotivo retrato coral de un grupo de desterrados por una histórica ley, Basaglia, que en la sociedad italiana de los años 80 activó el cierre definitivo de los manicomios.

‘Mi dulce pueblecito’ (1985) nos lleva el domingo 11 de agosto hasta Checoslovaquia. Dirigida por Jirí Menzel, literalmente su título original ‘Vesnicko má stredisková’ significa “mi pueblo tiene un centro”, pero libremente podría traducirse como “Mi pueblo está en el centro de mi alma”. Esta película, que fue nominada al Óscar a la mejor película extranjera, tiene el sabor dulce de las historias que enfrentan la intolerancia. La tranquilidad de una aldea ordinaria se ve perturbada por el egoísmo de un veraneante. Pero no es este su único argumento, Jirí Menzel nos brinda además un precioso tour por gestos y situaciones cotidianas que, bajo su lente, se transforman en una sucesión de gags al más puro estilo de Jacques Tati y el Gordo y el Flaco.

¿De qué nos reímos en Europa?

El Centre del Carme Cultura Contemporània refresca las noches de agosto con un ciclo de cine de comedia europea. ‘¿De qué nos reímos en Europa?’ ofrece, hasta el próximo 30 de agosto, un verano cargado de risas, con 26 títulos producidos en el siglo XX y XXI, y pertenecientes a diversos puntos de la geografía europea. Clásicos poco vistos, obras maestras ignotas, films asombrosos que no llegaron a estrenarse en España comparten cartel con perlas imprescindibles de la comedia europea que hace mucho tiempo que no son exhibidas.

El CCCCinema del Centre del Carme se ofrece a las 22 horas, con entrada gratuita, cada noche de agosto, excepto los lunes. Las películas se proyectan en versión original, con subtítulos en español.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.