El Ayuntamiento de València solicita a la Generalitat la cesión de la propiedad del Puerto de El Saler

447

El Ayuntamiento de València ha solicitado a la Generalitat la cesión de la propiedad del Puerto de El Saler. Mientras se cumple este trámite el Consistorio pide permiso para poder hacerse cargo de su mantenimiento.

El vicealcalde de València y concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, destaca que se trata de responder a una reivindicación histórica de los vecinos y vecinas del Saler, como lo era también la demanda del acceso a pie de calle desde el pueblo hasta el puerto, que ya se resolvió positivamente por parte de la Generalitat. Ahora, el Ayuntamiento reclama la cesión de la titularidad para poder hacer frente a su mantenimiento de forma adecuada, una opción que, según Campillo, ya se le ha trasladado al mismo conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, quien se ha mostrado receptivo a la propuesta.

De hecho, el vicealcalde recuerda que el Servicio de Devesa-Albufera ya se encarga de la gestión y conservación de los puertos municipales del Palmar, El Perellonet o el embarcadero de la Colina. Sergi Campillo explica que el puerto de El Saler es un enclave emblemático de gran valor ambiental, social e histórico que constituye un recurso paisajístico fundamental del parque natural. Además, es una de las principales vías de acceso al lago, manteniendo un uso intenso centrado actualmente sobre todo en actividades relacionadas con el ocio y el turismo de naturaleza.

El puerto de El Saler se sitúa al oeste de la CV-500, frente a este núcleo urbano. En él suelen atracar unas 70 embarcaciones, principalmente del vecindario del Saler pero también de otras poblaciones cercanas como Pinedo y Castellar-l’Oliveral.

La tramitación de esta petición ya ha comenzado a través de la delegación de Patrimonio Municipal con el objetivo de que la Generalitat Valenciana haga esta cesión de los terrenos públicos mediante una mutación demanial en el Ayuntamiento de València para que éste tenga la titularidad. Una propuesta que adjunta el informe justificativo elaborado por el Servicio de Devesa-Albufera sobre la necesidad de que se integre en la red de puertos municipales. En palabras de la concejala de Patrimonio Municipal, Isabel Lozano, se trata de un espacio de la geografía municipal que une valores ambientales, paisajísticos, culturales y simbólicos para Valencia, especialmente para la ciudadanía de los pueblos del sur. Por ello que “hay que sumar esfuerzos y sinergias entre las administraciones valencianas para poder recuperarlo y poner en valor por un futuro próximo”, ha señalado Lozano.

Por otra parte, y mientras se hace efectiva esa cesión de la titularidad, el vicealcalde de València y concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, ha dicho que “queremos avanzar y que nos den permiso para mantener el puerto del Saler con el fin de acceder y hacer trabajos de jardinería o dragar cuando sea necesario”. De hecho, estos trabajos, como ha señalado Campillo, “ya los hemos hecho hace unos meses cuando pedimos permiso para dragar el puerto, tal y como nos habían pedido los barqueros y barqueras, y la conselleria nos autorizó. Ahora lo que queremos es que mientras se cede, nos faculten para que podamos mantener el puerto”.

Este puerto de la Albufera ha sido históricamente uno de los principales puntos del que se accedía al lago desde la parte norte, cuando prácticamente la navegación con embarcaciones tradicionales era la única forma de mover por un enclave sin accesos por vía terrestre.

Son las actividades ligadas a este puerto, principalmente la relacionada con la producción de sal, las que dieron nombre al pueblo de El Saler, que ya aparece en mapas de siglo XVI. La sal recogida en las antiguas salinas, probablemente de fundación romana, que se encontraban en la zona actualmente conocida como Racó de l’Olla, era desembarcada en este puerto para su uso en la ciudad principalmente.

La construcción de la carretera CV500 en los años 70 forzó el traslado del puerto desde su emplazamiento original a su ubicación actual, un poco más al oeste, quedando afectados parte de los terrenos ocupados por el puerto por las expropiaciones para la construcción de la vía. Por ello, el antiguo Puerto del Saler, que era municipal, desapareció y se trasladó más al oeste, pasando a ser del Estado quien en la transferencia de competencias cuando se recuperó la autonomía lo cedió a la Generalitat.

Según Campillo, “estamos convencidos de que desde la Generalitat Valenciana harán todo lo posible para acelerar los plazos de dicha cesión porque saben que es lógico que este puerto sea municipal como ya lo era antes de hacer la carretera CV500. Queremos resolver esta situación que dificulta el mantenimiento en adecuadas condiciones del puerto del Saler y resolver definitivamente esta anomalía histórica”.

@hortanoticias en Telegram

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.