El Ayuntamiento de València organiza visitas nocturnas guiadas al refugio de Massarrojos

347

El Ayuntamiento de València está llevando a cabo visitas nocturnas guiadas y completamente gratuitas en el refugio de la Guerra Civil de Massarrojos, tal como ha explicado este lunes la concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello. Según ha subrayado la concejala, "se trata de una manera diferente y muy especial de visitar estos espacios, que son historia viva de nuestra ciudad y que habían sido ocultados desde el régimen franquista hasta nuestros días".

Las obras de rehabilitación del refugio antiaéreo de Massarrojos terminaron el pasado mes de diciembre, y desde enero de este año se puede visitar el conjunto. "Se trata del tercer refugio que se ha rehabilitado y se ha abierto a las visitas ciudadanas en València, los tres durante el gobierno de Joan Ribó. Y es que consideramos que la memoria histórica es fundamental para recordar que València fue una de las zonas de la España republicana que sufrió más bombardeos y los efectos que los bombardeos tuvieron contra la ciudad y contra la población civil", ha dicho Glòria Tello.

El Ayuntamiento organiza visitas guiadas todos los sábados y domingos de 18:00 a 20:00 horas y no es necesario reservar, simplemente acercarse a la entrada del refugio. Para las actividades nocturnas sí que es necesario realizar una reserva. Para informarse e inscribirse hay que enviar un correo electrónico a vlcmuseuseducatius2@valencia.es. La próxima visita nocturna especial está programada para el 28 de agosto.

El refugio, situado dentro del ámbito de protección del casco histórico primitivo de Massarrojos, fue construido en los últimos meses de la Guerra Civil, excavado directamente al subsuelo rocoso, como protección de los vecinos ante los ataques aéreos del bando rebelde. Las obras del refugio comienzan el 21 de mayo de 1938 y finalizan el 23 de marzo de 1939, según consta en el archivo municipal. Con el final de la guerra, el refugio quedó inacabado, oculto en el subsuelo e incluso se tapiaron los accesos.

A diferencia del resto de refugios de la ciudad, que están construidos con hormigón armado, el de Massarrojos está excavado directamente en el suelo geológico aprovechando el sustrato de roca. Dispone de un pasillo alargado de 125 metros de largo, 2 metros de ancho y una profundidad media de 10 metros. Tiene dos accesos a la plaza del Soñador y en la calle Benet Bosch. Las paredes tienen un color rojizo por el uso de arena y llevan adosado un banco corrido. El refugio tiene una superficie útil de 297'31 metros cuadrados y capacidad para 230 personas sentadas. Es el único refugio que se conserva en un pueblo de València ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.