El Ayuntamiento de València contrata la reparación de la ‘Llama Rotaria’ de la Alameda

328

La concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, ha anunciado que el Ayuntamiento de València ha contratado la reparación de la escultura de la “Llama Rotaria” instalada en el inicio de la Alameda. La obra, del escultor Valenciano Vicente Ferrán, donada a la ciudad por el Rotary Club de València en 1983 se encuentra en un estado de conservación no muy bueno. Presenta deformación de las varas que conforma la estructura interior de la obra y oxidación generalizada con puntos de corrosión con alto grado de picadura de las varillas de hierro de la estructura interna. Además, presenta una desviación de su eje vertical original de 30 cm aproximadamente.

Por otra parte, el pedestal de la escultura, a pesar de tener una consistencia estructural buena, presenta roturas de diferentes dimensiones, localizadas principalmente en los vértices y hay reamasillamientos y reconstrucciones con materiales inadecuados. Toda su superficie presenta un desgaste regular producido por los agentes externos físicos de deterioro (temperatura, humedad, viento, luz y lluvia). El interior de la obra presenta suciedad depositada de naturaleza mineral y orgánica, restos de obra, productos de corrosión y ataques biológicos (uno o varios avisperos).

“Así que se practicará sobre la obra una intervención de carácter conservativo, de intervención moderada y que garantice la unidad estética de la obra, su consistencia mecánica y su durabilidad en el tiempo”, ha apuntado la concejala Tello.

Concretamente, se limpiará todo el conjunto por aire a presión y aspirado en el interior de la escultura y se extraerán los materiales depositados y productos de corrosión del interior de la escultura. Se eliminarán los materiales depositados en superficie y se recolocará la escultura en su posición original recuperando el eje de verticalidad. Mediante un dispositivo de tensión anclado al suelo o un vehículo y cinchas de nylon sujetando la obra. Controlando en todo momento la evolución de grietas y fisuras, la estructura interna (mediante un endoscopio) y la posible fatiga del material durante el proceso de corrección por doblado.

Después se procederá a hacer una limpieza química de la superficie metálica de la escultura así como eliminar sales, depósitos incrustados y suciedad aportada por la polución, sin dejar de lado la eliminación de la capa de óxido.

Finalmente se realizará un pulido de la superficie metálica soldada para obtener una textura y brillo parecido al original y se aplicará un tratamiento de protección específico para acero inoxidable sobre toda la superficie metálica.

La concejala Glòria Tello ha destacado “la importancia, no sólo de llenar la ciudad de cultura con esculturas que embellecen nuestro espacio público y la hacen más humana y cercana a todos nosotros, sino también hacer tarea de mantenimiento en todas aquellas obras que, desde hace tiempo, nos acompañan en nuestro día a día y que hay que reparar y mantener”. La intervención tiene un coste de 6.223,03 euros y un plazo de ejecución de los trabajos de 15 días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.