Educación se compromete a que Lucía tenga profesores para estudiar en su casa el Bachillerato

1326

Lucía, una joven de Torrent de 16 años que sufre una enfermedad rara que le provoca "infinito dolor" y que el próximo curso comenzará el primer curso de Bachillerato, podrá contar con profesores de apoyo para seguir con sus estudios tras arrancar un compromiso de la Conselleria de Educación.

Su madre, Mercedes Roncero, ha conseguido reunir en apenas dos meses y a través de la plataforma Change.org más de 195.000 firmas para que Lucía pueda contar con profesores de apoyo en su domicilio, algo que podrá ser tras la reunión en conselleria de Educación.

Lucía actualmente cursa cuarto de la ESO gracias a que dos profesoras se desplazan a su casa cuatro veces por semana y le enseñan asignaturas como lengua, inglés o matemáticas, pero el próximo curso se verá obligada a dejar de estudiar si no continúa esa atención domiciliaria.

 

El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, ha asegurado que están analizando "diferentes posibilidades" y se harán "los cambios normativos necesarios" para que la joven esté "atendida en condiciones antes de principio de curso. Hay diferentes opciones, como ofertas a distancia, semipresenciales o con atención tutorizada. Hay que buscar fórmulas que den continuidad a sus estudios y le permita tener la atención que necesita".

El secretario autonómico ha explicado que en Bachillerato hay muchas especialidades distintas y se necesitarían diez profesores distintos para ayudarle en matemáticas, física, latín, historia o filosofía, "y esto no está regulado", pero "se harán los cambios necesarios para que a principio de curso Laura tenga esa respuesta".

Mercedes Roncero ha salido satisfecha de la reunión en la Conselleria, aunque quiere que le entreguen una confirmación del compromiso por escrito porque "las palabras se las lleva el viento".

195.000 firmas en apenas 2 meses en Change.org

Como explica su madre en su petición, “Lucía todavía no sabe qué quiere estudiar, pero tiene la esperanza de mejorar y poder emprender una carrera profesional. Sus profesoras dicen que es admirable cómo lucha por estar al día de lo que están aprendiendo sus compañeros, y cómo a pesar de sus dolores sigue sacando unas notas excelentes”.

“No os podéis imaginar lo que se esfuerza. Detrás de la sonrisa que siempre lleva puesta hay mucho sufrimiento y muchas horas de trabajo para mejorar. El otro día se puso a llorar desconsoladamente porque decía que de qué sirve tanta lucha para sacarse las asignaturas si al final no le van a dejar continuar con sus estudios. Por favor, no podemos dejar que Lucía se quede en mitad del camino”, según explica su madre.

Por ese motivo, la familia abrió una petición en Change.org para recoger formas para pedirle a la conselleria de Educacion “que permita a Lucía seguir estudiando. Y para solicitarle al Ministerio de Educación que regule la atención domiciliaria del profesorado para que las comunidades autónomas no lo limiten a la ESO y para que los niños que estudian desde casa porque están enfermos, también tengan derecho a cursar Bachillerato”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.