Durante el primer trimestre de 2022 se han retirado 117 toneladas de restos vegetales en la Devesa del Saler

26

El Ayuntamiento de València ha retirado desde el comienzo de este año un total de 117,38 toneladas de restos vegetales del bosque de la Devesa del Saler, «una medida necesaria para prevenir incendios y que se ha mostrado muy efectiva después de confirmarse la reducción significativa de hectáreas quemadas en los últimos años», ha explicado el vicealcalde y regidor de Ecología Urbana, Sergi Campillo. Las principales tareas de control de la biomasa se han llevado a cabo en el perímetro de las zonas habitadas de la Devesa y alrededor de los caminos de acceso, que son esenciales para que puedan prestar servicio los sistemas de extinción en caso de incendio.

El Servicio Devesa-Albufera ha realizado en el primer trimestre de este año un total de 39 partes de trabajo de prevención de incendios mediante la retirada de restos vegetales, que han llegado hasta 117,38 toneladas. Los trabajos se han centrado en 24 tipologías diferentes de intervenciones, aunque las principales actuaciones se han llevado a cabo en los entornos habitados y de ocio, «puesto que, como es normal, es donde existe mayor riesgo de que se produzca algún conato de fuego», ha explicado el vicealcalde Sergi Campillo. De hecho, de los 39 partes, 18 corresponden a las zonas edificadas.

La contrata del servicio de Disminución del Riesgo de Incendio está formada por un grupo de 8 trabajadores especializados, que actúan bajo la dirección de un técnico medioambiental. El importe de los trabajos realizados en este primer trimestre ha sido de 78.078 euros.

Entre las principales actuaciones del servicio Devesa-Albufera para el control de la biomasa destaca la de vigilar la vegetación que invade la zona urbanizada, como las carreteras CV-500, CV-5010, caminos, calles, plazas, rotondas, etc. En estos entornos se generaron un total de 43,28 Tn.

También se han hecho trabajos para controlar la vegetación que invade itinerarios peatonales y el carril bici de la Devesa, o el control del crecimiento de la vegetación aneja a viales utilizados por efectivos de seguridad y Protección Civil (viarias de acceso restringido), en el cual se sigue el criterio del control de vegetación que invade zona urbanizada.

Para Campillo, «estos trabajos que hacemos regularmente ayudan a bajar la cantidad de necromasa en el bosque de la Devesa, un bosque que es un ejemplo de restauración ambiental desde hace décadas y que es un verdadero pulmón para la ciudad y para todo el parque natural de la Albufera. Uno de los bosques litorales mejor conservados de toda España y un orgullo para los valencianos y valencianas», ha declarado finalmente el vicealcalde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.