Detienen en Xirivella a tres personas que cultivaban marihuana en un chalet de Chiva

642

La Guardia Civil de Chiva y la UDYCO de la Policía Nacional de Xirivella, en el marco de la operación ‘Chiveño Critical’ desarrollada de manera conjunta en la provincia de Valencia, han logrado detener en Xirivella a tres hombres a los que se les imputan los delitos de organización criminal, contra la salud pública por cultivo, elaboración y tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y agua.

Las investigaciones comenzaron a finales del pasado mes de noviembre de 2019 por la Guardia Civil de Chiva y la UDYCO de la Policía Nacional de Xirivella cuando los agentes encargados del caso tuvieron sospechas y localizaron un chalet en la localidad valenciana de Chiva que se estaría utilizando como laboratorio clandestino de marihuana por los detenidos.

De las investigaciones practicadas por los Agentes encargados del caso, se pudo averiguar que los detenidos habían alquilado un chalet de Chiva en el que se habían realizado entronques fraudulentos a la red eléctrica, siendo que la instalación mantenía un elevado consumo de suministro eléctrico, lo que hizo sospechar de la posible existencia de invernaderos de marihuana ocultos.

Con esos indicios comenzaron las pesquisas, que permitieron constatar que tres varones acudían a la casa en distintos días para controlar las plantas, para cuyo cultivo habían instalado aparatos de aire acondicionado, humidificadores, lámparas de calor y filtros para evitar olores.

Fruto de las investigaciones realizadas y de la coordinación operativa de la Guardia Civil de Chiva y de la UDYCO de la Policía Nacional de Xirivella, se formó un equipo conjunto de trabajo de vigilancias, seguimientos y un complejo análisis en torno a los detenidos. Una vez identificados y localizados, los agentes procedieron a la detención de sus 3 integrantes en Xirivella.

Los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional encontraron en el registros del chalet, un sofisticado sistema para la producción de marihuana compuesto por generadores de electricidad, climatizadores, extractores de aire, filtros, lámparas de alta potencia, ventiladores, transformadores, productos específicos para el cultivo, sistemas de alarma y una gran cantidad de herramientas y material que conformaba la infraestructura que hacía posible que los cultivos de marihuana del chalet mantuvieran unas condiciones específicas de humedad y temperatura.

Defraudación de fluido eléctrico y agua

Los detenidos estaban defraudando el fluido eléctrico ya que habían manipulado los sistemas eléctricos para no tener que hacer frente al alto coste de las facturas.

Por parte de la empresa suministradora se está cuantificando el perjuicio causado, estimándose que la defraudación podría superar los 20.000 euros, así como evaluando el riesgo que suponían las instalaciones eléctricas montadas sin medidas de seguridad de ningún tipo.

En el registro efectuado y ante la compleja instalación eléctrica localizada resultó necesaria la asistencia de personal del Servicio Oficial de la empresa suministradora de electricidad para minimizar riesgos de electrificación y levantar las correspondientes actas por las defraudaciones de fluido eléctrico producidas.

También realizaron un enganche ilegal a la red de agua que necesita este tipo de cultivos practicando un entronque en el interior del chalet.

Material intervenido

Se ha intervenido un total de 350 plantas de marihuana y han sido aprehendidos 2.000 gramos de marihuana seca envasada y dispuesta para su envío, distribución y consumo y una báscula de precisión.

Además de la plantación propiamente dicha, este chalet operaba como un auténtico centro logístico ilícito de marihuana, ya que contaba con un elevado número de material, infraestructura, enseres y efectos técnicos necesarios almacenado para el cultivo, elaboración y recolección y tráfico de plantas de marihuana, entre otros efectos, en el que los agentes hallaron durante el registro 13.000 cápsulas de 5 semillas de cannabis feminizada cada una de la variedad “Critical Chiva”, las cuales podrían presuntamente estar siendo distribuidas por los detenidos en la provincia de Valencia.

La operación ha sido desarrollada por la Guardia Civil de Chiva y la UDYCO de la Policía Nacional de Xirivella contando con el apoyo de las distintas Unidades Territoriales de la Comandancia de Valencia y Usecia Compañía de Lliria.

Los detenidos y efectos intervenidos han pasado a disposición del Juzgado nº 1 de Requena (Valencia), el cual ha ejercido la dirección judicial de la investigación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.