¿Debes usar barba para ir a una entrevista de trabajo?

0
1811

La primera impresión es fundamental. Cuando se va a una entrevista de trabajo, todos queremos demostrar que contamos con lo necesario para obtener el puesto ofertado, y eso incluye una actitud adecuada, sentido de responsabilidad, las habilidades requeridas y, por supuesto, buena presencia.

barbaEn el caso de los hombres, esta última es muy importante, sobre todo en lo que refiere al vello facial. Desde hace muchos años, las empresas tenían políticas muy estrictas en cuanto al uso de la barba. La negativa era inminente. Hoy en día, debido a los cambios que han ocurrido y los nuevos modelos laborales, esto ha tenido ciertos matices.

Productos como la recortadora de barba o los geles especiales para el afeitado son ofertados como ayudas para crear looks que favorezcan a quienes aspiran a nuevos puestos de trabajo. Sin embargo, la duda sigue vigente: ¿debes o no usar barba para una entrevista de trabajo?

El tipo de trabajo

Un aspecto que vale la pena tener en cuenta es el tipo de trabajo a cuya entrevista irás. ¿Se trata de un empleo de corte profesional, con personal ejecutivo, que además exige vestimenta elegante? ¿Es un restaurante o sitio de atención al público? ¿O buscas empleo en una empresa de corte juvenil, con miembros de tu edad y que utilizan ropa  a la moda?

Todos estos factores son importantes para saber si dejarte o no la barba. En los dos primeros casos, es probable que quien te entreviste considere que es mejor ir completamente afeitado, con el fin de dar una muy buena impresión. En el tercero quizá no sea un problema, ya que te podrás sentir identificado con quien te atiende de manera más rápida.

Cada empleo tiene un tipo de personal específico, y cada empleador también se fijará en las características que ayudarán a que su empresa continúe con su propia filosofía.

De esta manera, conocer la forma propia de una empresa te puede ayudar no solo a saber si debes o no dejarte la barba, sino también a elegir el tipo de vestimenta necesaria para generar la impresión deseada.

Tu relación con la barba

Si bien puede parecer extraño, la relación que tengas con tu barba también puede influir al tomar una decisión. ¿Qué quiere decir esto? Que si tienes una barba de unos cuantos días y que no te has quitado por pereza, entonces definitivamente debes afeitarte para ir a una entrevista de trabajo.

Por otra parte, si eres de las personas que siempre ha utilizado barba debido a que forma parte de su atuendo habitual, entonces lo mejor es evitar tomar esa decisión. Esto se debe a que es mucho el sacrificio que harás y, a menos que el tipo de empleo lo exija en su totalidad, no debes recurrir a algo que, seguramente, te dejará irreconocible ante ti mismo y todos quienes te conocen.

La barba puede formar parte de un look, pero también de una forma de ser y un estilo de vida. La decisión que tomes debe considerar las consecuencias.

El cuidado

Ahora bien, más allá de si decides dejártela completamente o afeitarte, algo a tener en cuenta es el cuidado que debes realizar a tu barba.

Bajo ninguna circunstancia debes acudir a una entrevista de trabajo con una barba larga y en pésimo estado. No importa si el empleo no lo requiere. Por el contrario, solo lograrás proyectar una imagen de dejadez, falta de cuidado e irresponsabilidad. Recuerda lo importante de las impresiones y de cómo, con un solo detalle, tu vida laboral puede cambiar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.