Conselleria mejora la visibilidad del paso peatonal de Museros en la CV-32 mientras llega el esperado desdoblamiento de la vía

0
532

La consellera de Obras Públicas, María José Salvador, ha visitado hoy las obras de acondicionamiento y mejora de la seguridad vial del paso peatonal de Museros que cruza la CV-32, una vía con más de 25.000 vehículos diarios cuyo cruce con el casco urbano del municipio se ha convertido en un auténtico punto negro.

Hace un año, el atropello de un menor de diez años por un camión fue la gota que colmó el vaso. El deseo del municipio, y también de la Conselleria, según han reconocido hoy mismo, es que se pueda llevar a cabo el desdoblamiento de esa vía tan concurrida, también por tráfico pesado, pues es la que une la autovía A-7 con los polígonos de toda la zona de l’Horta Nord.

Sin embargo, mientras llega esa ansiada obra que implicaría sacar de la trama urbana la circulación de todos estos vehículos, la Conselleria ha destinado 40.000 euros a una actuación de mejora de seguridad vial en el paso peatonal que usan cientos de vecinos cada día, la gran mayoría, adolescentes, para llegar a la localidad vecina de Massamagrell donde muchos de ellos cursan sus estudios.

Así lo ha explicado la alcaldesa de Museros, Cristina Civera, en su comparecencia junto a la consellera, quien ha anunciado que su departamento está redactando ya el proyecto para la duplicación de la CV32 a su paso por Museros que será “la solución definitiva al tránsito de vehículos pesados, privados, así como para las personas que quieran ir a pie o en bicicleta por una zona de l’Horta en la que por la cercanía de los municipios pretendemos establecer las condiciones para que los vecinos que utilicen esta carretera puedan transitar con seguridad en los trayectos cortos”.

Mejor visibilidad

Según han explicado los responsalbes de la actuación, el objetivo era mejorar la visibilidad de los conductores sobre los peatones. Así, se ha eliminado el vallado metálico que separaba los carriles de la rotonda de la acera, se ha sustituido por un sistema de contención de vehículos, una barrera mucho más baja, y se ha separado más la acera de la calzada.

Además, se ha reforzado la iluminación y el sistema que ya se instaló hace dos años en el paso de cebra que detecta al peatón y enciende las alertas. Por la noche, ahora habrá más luz y también balizas que cambien de color para advertir a los vehículos.

Por su lado, el Ayuntamiento de Museros ha ejecutado, en colaboración con la Generalitat, una rotonda en la antigua carretera N-340 donde la Conselleria está instalando en ese momento el alumbrado en el ámbito de la rotonda y el paso inferior bajo la CV-32.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.