Cómo recuperar el tono vaginal y cuándo es necesario

542

La vagina está expuesta a diversos factores que afectan su composición normal, como pueden ser: enfermedades, productos anticonceptivos, productos de higiene, el parto, los niveles hormonales, el sexo, o problemas psicológicos, entre otros. Esto provoca una pérdida del tono vaginal que podría afectar la calidad de su sensibilidad.

Si sientes falta del tono muscular de la vagina, consulta sin temor con un especialista. Éste será quien te recomiende algunas técnicas efectivas que ayudarán a recuperarte.

Poner en práctica los ejercicios de Kegel

La mayoría de los expertos recomiendan, en primer lugar, comenzar a practicar ejercicios de Kegel, que tienen el objetivo de restaurar el tono muscular y mejorar la potencia de los músculos de la vagina. Esto ayuda a prevenir problemas del suelo pélvico.

Estos ejercicios consisten en el método para hacer pis. Actúa como si bloqueas la orina y libérala. Este ejercicio se realiza en todas partes sin tener necesariamente un deseo de orinar: en la oficina, en el restaurante, incluso durante el acto sexual para proporcionar placer a tu pareja. La finalidad es tonificar los músculos vaginales.

Comer mejor

La comida también juega un papel importante en la salud de la vagina. Algunos alimentos, como las semillas de sésamo, la soja, las granadas y las zanahorias, contienen fitoestrógenos naturales, cuyas propiedades ayudan a la vagina a recuperar su elasticidad.

Hacer sentadillas

Las sentadillas también ayudan a apretar el interior de la vagina. En Internet encontrarás numerosos tutoriales que pueden enseñarte. También puedes pedirle a tu entrenador que te muestre la técnica apropiada.

Hacer sentadillas también te ayudará a fortalecer otras partes de tu cuerpo, como los glúteos, las piernas y la espalda. Incluye este ejercicio en tu rutina y recibirás muchos beneficios.

Practicar yoga

El yoga tiene muchos beneficios, como la eliminación del estrés. Algunos ejercicios, como la postura del niño y la postura del puente, requieren contraer tus músculos pélvicos. Esto ayudaría a apretar la vagina.

Si nunca has practicado esta disciplina, primero debes pedirle ayuda a un entrenador de yoga para asegurarte que estás haciendo los movimientos correctos y no aparezcan más problemas.

Utilizar productos naturales

Existen diversos productos en las tiendas naturistas que prometen ayudar a apretar la vagina. Como su efectividad no siempre está científicamente probada, se recomienda hablar con un profesional de la salud antes de comprarlos.

Otras soluciones

Consultar con un ginecólogo será indispensable si el poco tono muscular de la vagina se convierte en un problema. Algunas de las soluciones posibles incluyen, por ejemplo, comprar dilatadores vaginales que permitan realizar ejercicios en la zona. O también someterse a una vaginoplastia, una cirugía que tiene la misión de reconstruir la vagina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.