Antifraude pide que se anule el contrato de un técnico del Ayuntamiento de València

0
226

El portavoz del Grupo Popular, Eusebio Monzó, y concejal Alfonso Novo, han denunciado hoy en una rueda de prensa “un caso flagrante de enchufismo en un proceso de nombramiento de funcionario, con plaza asignada en el Ayuntamiento de Valencia, ratificado por la Agencia de Prevención y Lucha contra el Fraude la Corrupción de la Comunitat Valenciana”.

Se trata, según ha explicado Monzó, “de un proceso fraudulento muy grave, sobre el que el alcalde Joan Ribó deberá dar explicaciones porque la sospecha se cierne sobre su partido Compromís”.

El caso concreto al que se ha referido el portavoz popular es el del concurso realizado para la provisión definitiva del puesto de trabajo 3401 de jefe de sección media, con categoría de ingeniero técnico agrícola, en el Servicio de Pueblos de Valencia, cuyas bases específicas se aprobaron por la Junta de Gobierno Local en fecha 21 de julio de 2017.

El procedimiento irregular de selección de personal fue detectado y denunciado por el Grupo Popular ante la Agencia Antifraude, cuyo director ha informado mediante resolución que de las actuaciones de investigación realizadas por la Agencia y la documentación aportada por el Ayuntamiento de Valencia, se desprende que el concurso realizado para la provisión definitiva del puesto de trabajo 3401, se realizó “sin aplicar el Baremo General Común aprobado por el Excmo. Ayuntamiento de Valencia, y por tanto, prescindiendo total y absolutamente del procedimiento establecido para la selección de candidato y adjudicación del puesto”.

Monzó ha recordado que antes de llegar al gobierno, Compromis creó una página web para que se pudieran denunciar los casos de enchufismo en las administraciones, y para según dijo la actual vicepresidenta de Consell, Mónica Oltra, “pedir responsabilidades a cada uno de las administraciones en las que se demuestre que hay alguna persona que ha sido enchufada sin tener los méritos necesarios”.

Además, ha recordado también que “al llegar al gobierno crearon la Agencia Valenciana, dotada con un presupuesto de 1,5 millones de euros,  con la finalidad de prevenir y erradicar prácticas corruptas y fraudulentas en las instituciones públicas valencianas e impulsar la integridad y la ética pública”.

“Pues bien, ahora es la propia Agencia Antifraude, creada por Compromís, la que condena al alcalde Joan Ribó por un caso de enchufismo, y le sanciona a repetir el proceso de selección del técnico agrícola porque no se cumplieron las bases generales para estas oposiciones que tiene aprobadas el Ayuntamiento, perjudicando a los candidatos que no obtuvieron la plaza, ha indicado Monzó.

Según se desprende del informe de la Agencia Antifraude, ha explicado, “si se tienen en cuenta los méritos objetivos de valoración como son las titulaciones, cursos de formación, idiomas etc habría obtenido mejor resultado otro funcionario distinto al que finalmente resultó adjudicado”.

Sin embargo, ha apuntado Monzó, “el Ayuntamiento incluyó una entrevista y una memoria sin estar previsto en el Baremo General Común y remitiéndose expresamente a las mismas en las bases específicas aprobadas por la Junta de Gobierno Local en fecha 21 de Julio de 2017 que rigieron el concurso de méritos convocatoria para la provisión de la plaza”.

El funcionario en cuestión procedía del Ayuntamiento de Godella y vino al Ayuntamiento de Valencia en Comisión de Servicios. Según la Ley las comisiones de servicio pueden tener una duración máxima de dos años. La plaza que éste ocupaba en Godella actualmente se encuentra ocupándola la mujer de uno de los concejales de Compromis del Ayuntamiento.

En el Grupo Popular, ha afirmado Monzó, “venimos denunciado la escandalosa gestión del capítulo 1 de personal por parte del tripartito comandado por el alcalde Joan Ribó”. Una gestión que ha supuesto, en tres años, “un incremento de más de 50 millones del gasto público sin que se hayan aumentado el número totales de funcionarios, y lo que es más grave, vamos a acabar la legislatura con 100 policías y bomberos menos que los que había en mayo de 2015 cuando Ribó accedió a la alcaldía”.

Estamos ante un caso, ha destacado Monzó, “que se ha repetido en varias ocasiones a lo largo de este mandato, como es que se traiga funcionarios de otras administraciones para cubrir una plaza vacante de la plantilla orgánica del Ayuntamiento de Valencia mediante un procedimiento dudoso, que parece hecho a medida para ciertas personas”.

De acuerdo con la  resolución de la Agencia Antifraude, ha añadido, “nos encontramos en el Ayuntamiento de Valencia con un procedimiento de adjudicación de plaza fijas de funcionarios que no se ajustó a la legalidad, del que han salido beneficiados personas próximas a Compromis y en los que se han lesionado los derechos de los restantes candidatos”.

La resolución de Antifraude, ha concluido Monzó, no deja lugar a dudas:”Ribó tendrá que anular esta oposición porque literalmente dice”:

“El procedimiento seguido supone lesionar los derechos de los restantes candidatos, así como adquirir derechos careciendo de los requisitos esenciales para su adquisición, ya que existe otras personas con mejor derecho a los mismos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.