Anabel Medina, Salvador Montesa, la Cooperativa Eléctrica de Vinalesa y Francisco Pons, distinguidos por la Generalitat el 9 d’Octubre

1586

Como cada año, la Generalitat otorga distintas distinciones y reconocimientos a personalidades y entidades que han destacado en algún ámbito a lo largo de su vida en la Comunitat Valenciana. Este año, entre los homenajeados se encuentran varios de la comarca de l’Horta: la tenista Anabel Medina, el pintor Salvador Montesa, la Cooperativa Eléctrica de Vinalesa y el empresario Francisco Pons a quien se entrega la distinción a título póstumo ya que falleció en enero de este año.

Anabel Medina recibirá la Distinción de la Generalitat. Nacida en Torrent en 1982, Medina es una tenista española que compite en el circuito profesional desde 1998. Ha obtenido su mejor clasificación en la WTA, y se situó como la número 16 del mundo en individuales el 4 de mayo de 2009, y la número 3 en dobles el 10 de noviembre de 2008 a raíz de su participación en el Máster celebrado en Doha.

Ha ganado varios títulos del circuito Challenger y del circuito profesiona WTA, tanto en individuales como en dobles. Participó representando a España en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, donde obtuvo la medalla de plata en el torneo de dobles femenino. Tras su retirada, comenzó su carrera como entrenadora.

Entre los reconocimientos al mérito cultural, se encuentra Salvador Montesa, pintor intimista de Paiporta donde nació en 1931. Su obra parte de los presupuestos del impresionismo y evoluciona hacia posturas cercanas al expresionismo para adentrarse en las múltiples facetas del movimiento abstracto, hasta desembocar en una figuración de tipo intimista.

En 1946, a los catorce años de edad, ingresa en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos, donde cursa las especialidades de pintura y grabado, concluidas en 1951.

Su estilo fue variando y enriqueciéndose a raíz de sus viajes y experimentaciones con diferentes corrientes artísticas. Salvador Montesa ha realizado en los últimos tiempos un viaje de vuelta a la abstracción, sus orígenes, después del paso por una larga etapa denominada de realismo mágico, con especial protagonismo de la infancia.

Mérito empresarial y social

En la categoría de mérito empresarial y social, la Generalitat ha distinguido a título póstumo a Francisco Pons (Beniparrell, 1942), quien falleció el 13 de enero de este mismo año.

Destacado empresario valenciano, que fundó y dirigió iniciativas empresariales de notable relevancia y mostró su compromiso con el desarrollo de la economía social. Ha sido un referente empresarial de la Comunitat Valenciana en los últimos 40 años.

Fue presidente de Importaco, empresa de origen familiar especializada en la elaboración y comercialización de frutos secos y frutas desecadas. Participó en la fundación de Consum (1975), entidad de la que fue presidente y director general. También fue miembro de los consejos territoriales de Telefónica e Iberdrola, y participó a finales de los años setenta en la fundación de la cooperativa Caixa Popular, que presidió.

Impulsó proyectos educativos como la Escola La Comarcal y Florida Universitaria. Asimismo, presidió la escuela de empresarios EDEM. Fue presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) entre 2003 y 2011. Fue nombrado vicepresidente de Bankia en enero de 2012 tras la dimisión de José Luis Olivas, cargo que ocupó hasta mayo de ese año.

En este mismo epígrafe ha sido distinguida la Cooperativa Eléctrica de Vinalesa, nacida en 1911 bajo el nombre de Cooperativa de Obreros de Vinalesa para facilitar a los vecinos los productos de primera necesidad a precios más baratos. En 1929 los cooperativistas se plantearon adquirir ellos la energía para venderla después a sus socios a un precio económico.

Se constituyó una Sección de Cooperativa Eléctrica dentro del Sindicato Agrícola y sus miembros decidieron hipotecar su sede para comprar el primer transformador eléctrico y contratar a un empleado. Gracias a esta iniciativa, Vinalesa fue uno de los primeros pueblos de la zona en tener electrificadas casi todas sus viviendas.

El éxito de la iniciativa fue rotundo, hasta el punto de que aún hoy en día esta cooperativa eléctrica da servicio a todo el municipio.

Actualmente, la Cooperativa Eléctrica de Vinalesa es una empresa moderna que ofrece un servicio de la mejor calidad a todos sus socios y abonados, gracias a una política de constantes inversiones y mejoras en sus instalaciones y de adaptación a los avances tecnológicos y sociales.

Una muestra de la trayectoria seguida es el crecimiento experimentado en los últimos años, y puede reseñarse el incremento del 36 % en el número de abonados desde 2005, que superan la cifra de 1.500.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.