La Comunitat Valenciana ya ha administrado 48.583 dosis de la vacuna contra la covid

437

La consellera de Sanitat, Ana Barceló, ha comparecido este lunes por la tarde para dar cuenta, por un lado, del proceso de vacunación contra el Covid-19 que se está siguiendo en la Comunitat Valenciana y, por el otro, sobre la evolución de la incidencia que la propia pandemia está teniendo en nuestro territorio, “dos caras de la misma moneda”, ha comentado.

Así, la consellera ha informado que hasta mediodía de este lunes, se han administrado en la Comunitat Valenciana un total de 48.583 vacunas. En este sentido ha explicado que sólo 240 personas de las destinadas en un principio a recibir dichas vacunas han rechazado ser vacunadas.

Recorrido de una vacuna hasta llegar a la persona que la recibe

A continuación, Barceló ha pasado a desgranar en detalle cómo es el recorrido de una vacuna desde que aterriza en uno de los tres aeropuertos de la Comunitat Valenciana, hasta que llega a la persona que la va a recibir. Un proceso que la consellera ha calificado de complejo y que requiere un alto grado de precisión en los plazos y procesos.

La vacuna de Pfizer, que es la única que se está administrando actualmente, en un envío de 31.000 dosis cada vez, llega entre las 9 y 11 horas de cada lunes en avión a los aeropuertos de Alicante, Castelló y València, a una temperatura de 80 grados bajo cero.

Una vez descargadas en cada uno de los aeropuertos, las vacunas son trasladadas a los tres centros, uno en cada provincia, preparados para almacenarlas en ultracongeladores para su posterior distribución. En este sentido, son 10.000 las que llegan a Alicante, 5.000 a Castelló, y 16.000 a València.

En este punto, las vacunas pueden conservarse en los ultracongeladores un máximo de seis meses. Desde estos centros, son enviadas a los distintos departamentos de salud en una programación previamente establecida.

Las vacunas enviadas a cada departamento de salud, en viales de cinco dosis, son sometidas a un proceso de descongelación que dura tres horas. Una vez allí y descongeladas, ya se pueden mantener las vacunas en neveras a una temperatura de entre 2 y 8 grados, durante un total de 5 días.

En este punto, desde cada departamento de salud se distribuye las vacunas a residencias, hospitales o centros de salud, en los que van a ser administradas. Allí, con suero fisiológico se restituye el vial, para que en un plazo de seis horas se pueda llevar a cabo la vacunación a las personas designadas.

La consellera ha destacado que el recorrido de una vacuna y el tiempo de espera para administrarla hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar la vacunación, y que en ello interviene el manejo del historial clínico de cada persona destinataria, a la que se pide conformidad o rechazo a recibir la vacuna.

También ha incidido en el hecho de la introducción de los datos en el sistema informático para poder llevar a cabo una vigilancia y seguimiento de la vacunación, lo que añade una necesaria precisión.

El incremento de residencias con brotes activos, ha reconocido Barceló, ha obligado a replantear la estrategia de vacunación en estos centros, habida cuenta de que con un brote activo, conforme a la estrategia diseñada a nivel nacional, no se puede administrar la vacuna en un primer momento.

En este sentido, actualmente hay 153 residencias con brotes activos, ha informado la consellera, 53 en proceso de vacunación y 330 en las que se ha completado la primera dosis de la vacuna. En 25 días, como es sabido, se administrará la segunda dosis que completará la vacunación.

De as 48.583 dosis administradas, 6.526 se han llevado a cabo en la provincia de Castellón, 22.674 en la de Valencia y 19.849 en la de Alicante.

Planificación de vacunación en los próximos días

Barceló ha recordado que la estrategia de vacunación fue planificada en noviembre como documento vivo, y que ha sido sometido a modificaciones hasta el 18 de diciembre, fecha en que se cerró para su puesta en marcha.

Así, dicha estrategia establece el orden de vacunación conforme a una serie de prioridades de determinados colectivos. Primero se administra la vacuna a personas mayores que viven en residencias, así como en centros de diversidad funcional, personal sociosanitario que atienden estos centros.

En segundo lugar se administra a personal sanitario, personal de atención primaria y personal de primera línea en hospitales. Y luego, el resto de profesionales  de la Sanidad Pública.

En tercer lugar, se administra a personas dependientes de grado dos y tres no institucionalizadas, esto es, grandes dependientes que están en casa. En esta fase se cuenta con el apoyo de los centros de día, aprovechando estos centros para administrar en ellos las vacunas de este colectivos y el personal que los atiende.

A partir de ahí, la estrategia es la diseñada por el sistema nacional de salud.

Barceló ha concretado en este punto que esta semana “seguiremos vacunando sanitarios y residencias, con una previsión de 29.000 vacunas”. La semana que viene comenzaremos con la segunda dosis de la vacuna en residencias sin brotes, y sanitarios en los centros ocupacionales, con un total de 38.000 dosis”.

La última semana de enero, ha continuado la consellera, se administrará la segunda dosis residencias y sanitarios, y la primera dosis en residencias que actualmente tienen brotes activos y que, como se ha citado antes, aún no estarán entonces vacunadas. Este bloque comprenderá 42.500 dosis.

La primera semana de febrero, ha anunciado la consellera, se administrará la vacuna al grupo correspondiente a grandes dependientes y centros de día de mayores.

“La luz al final del túnel tiene que brillar para todos y todas”

Barceló ha sido muy clara a la hora de valorar el proceso de vacunación: “Hemos comenzado con una cifra: 48.583 vacunas. Me gustaría que no lo viéramos como un número sino como la esperanza que se abre paso en estos momentos, una esperanza que debe alcanzar a los cinco millones de valencianos y valencianas”, ha dicho.

“La lucha contra el Covid ha sido una cruzada, -ha incidido Barceló- de medidas restrictivas, una lucha personal de cada uno contra esta pandemia. En esta carrera hemos sumado algo fundamental: la ciencia y la investigación, que es lo que nos ha abierto las puertas. En el mes de julio y agosto aún veíamos muy lejos la posibilidad de contar con una vacuna a corto plazo, cuando muchos expertos lo fiaban a dos años vista”, ha destacado.

“La investigación nos ha demostrado que era posible, incluso pudiendo empezar el mismo año de la pandemia, esto es un hito”, ha querido destacar la consellera, que ha resaltado la importancia y significación del hecho de que Europa se haya unido en esta estrategia de vacunación “demostrado que si nos unimos todos, podemos combatirlo mucho mejor”.

“Con la vacuna el camino se hace más ancho, la velocidad al final del túnel aumenta, -ha seguido la consellera- y este viaje lo tenemos que hacer codo con codo, con coraje, con complicidad, con responsabilidad, instituciones, ciudadanía, ciencia. Todos juntos somos más somos mas fuerte caminamos mejor y más seguros”, ha dicho.

Barceló ha concluido sus palabras sobre el proceso de vacunación en la Comunitat Valenciana recordando un lema puesto en valor por UNICEF este mismo lunes: “La luz al final del túnel tiene que brillar para todos”. Por ello, ha recalcado la consellera, “tenemos que llegar unidos con responsabilidad para que llegado el momento de la vacuna estemos todos y todas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.