Al Balansí denuncia que la leyenda negra de las terrazas en Russafa es falsa

0
320

Russafa ha reducido durante el año 2018 un 51,7% el número de quejas y denuncias por ocupación del dominio público y exceso de horario, comparado con el año 2017, según datos facilitados por la Comisaría de la Unidad de Distrito de la Zona de Russafa. Estas cifras avalan que de las apenas 30 quejas y denuncias gestionadas por la Policía Local de València durante los 365 días del pasado año, ni siquiera llega a ponerse 1 sanción cada 10 días entre las más de 250 terrazas existentes en Russafa.

Los datos facilitados por la comisaría de la Unidad de Distrito de la Zona de Russafa en la última Mesa de Trabajo de Russafa Gran Vía, convocada por la Delegación de Medio Ambiente, ponen de manifiesto que “la leyenda negra de que las terrazas son la principal causa del ruido en el barrio es falsa, ya que mayoritariamente son los vecinos los que promueven este tipo de denuncias. Datos en mano, es evidente la bajísima conflictividad que éstas provocan entre sus propios vecinos”, aseguran desde la Asociación por una Hostelería Responsable en Russafa (Al Balansí).

Tanto el representante de la Unidad de Convivencia y Seguridad (UCOS) como la Comisaría de la Unidad de Distrito de la Policía Local de Russafa también señalaron la positiva evolución de las denuncias y reclamaciones por ocupación de dominio público, que han pasado de las 62 registradas en 2017 a las 30 del pasado año. En buena medida, señalaron, gracias a la destacada presencia de la policía de proximidad en el barrio, lo que permite hacer un mejor seguimiento de todo tipo de quejas y prevenir los problemas antes de que se produzcan.

Las causas de las escasas reclamaciones y denuncias tramitadas se refieren al incumplimiento de horarios, falta de autorización o exceso de ocupación, ninguna denuncia por ruido o por generar problemas de movilidad a los peatones, según el informe solicitado por Al Balansí tras la Mesa del Ruido.

En este contexto, Al Balansi denuncia que la campaña de recortes contra las terrazas, durante el segundo semestre del año 2018 y que en determinados casos supera el 50% de la superficie de las terrazas, “es absolutamente desproporcionada e innecesaria”.

Desde el colectivo, remarcan el compromiso por la excelencia empresarial y por un servicio de calidad que los establecimientos de hostelería de Russafa vienen manteniendo. ”Uno de los objetivos principales perseguidos por la asociación desde su constitución durante el pasado otoño y que dio lugar a la creación de un Código Ético y de Buenas Prácticas entre los hosteleros de Russafa para manifestar su voluntad por trabajar por un turismo sostenible y un ocio de calidad”, subrayan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.