Acaip-UGT alerta del incumplimiento de una cuarentena en dos módulos de la cárcel de Picassent

872

El sindicato Acaip-UGT ha alzado públicamente la voz de alarma de lo que considera un incumplimiento de la cuarentena decretada para dos módulos de la prisión de Picassent, en un ejercicio que ha calificado de “irresponsabilidad” de la “nueva normalidad” en el Centro Penitenciario.

la asociación sindical llama la atención en este particular sobre dos módulos, el número 6, con 42 internos, al que se destina para su permanencia durante 10 días a internos procedentes de libertad a la espera de si tienen síntomas o padecen la enfermedad del COVID-19; y el módulo 9, en el que se alojan 131 internos, que ha sido puesto en cuarentena tras manifestar un interno que comunicó vis a vis con su pareja recientemente, que alguno de sus familiares tenía el coronavirus.

En este segundo caso, a la espera de que se le haga al citado interno la prueba que permita confirmar si está contagiado o no, se ha decretado la cuarentena de todo el módulo, “lo que en teoría debería suponer que nadie saliera del mismo”, señala el sindicato. “Sin embargo, esto no va a ser así, ya que para el día de hoy está previsto que 45 internos de ese módulo reciban la visita de sus familiares y lo harán en los locutorios, donde coincidirán con hasta 32 internos de 3 departamentos diferentes”, alerta.

Para Acaip-UGT, desde el punto de vista sanitario “esto es otra barbaridad más, no sólo se permite que esos internos salgan de su módulo, pese a la situación de cuarentena decretada, sino que además se mezclarán con los de otros módulos, con lo que se está poniendo en bandeja la dispersión y propagación del virus por todo el centro”, critica el sindicato.

Es más, el sindicato acude a la definición que sobre la palabra ‘cuarentena’ hace la RAE,
“Aislamiento preventivo a que se somete durante un período de tiempo, por razones sanitarias, apersonas o animales” para afirmar que “desde luego, en el Centro Penitenciario de Valencia la palabra cuarentena ha perdido todo su significado”.

Por otro lado, la asociación sindical señala que para el martes de la próxima semana “está previsto que también reciban la visita de sus familiares los internos del módulo 6, con lo que la situación se repetirá”.

Acaip-UGT se pregunta: “¿Alguien se imagina en una residencia de ancianos en cuarentena que sus familiares sigan acudiendo a visitarlos? Esa sería la comparación más próxima a lo que está sucediendo en el Centro Penitenciario de Picassent”, critican.

La situación, afirma el sindicato, “es del todo inexplicable, ya que, si se decidiera prohibir esas visitas, a la espera de los resultados de las pruebas, caso de no confirmarse ningún positivo, solamente afectaría a los internos durante una semana” y más aún cuando, recuerda, “para situaciones como ésta en su momento se habilitaron las videollamadas”, no explicándose por qué “en esta ocasión no se van a utilizar”.

Este sindicato valora que las actuaciones que se están produciendo en la prisión de Picassent en relación con el coronavirus están suponiendo “jugar a la ruleta rusa”, y augura que “es más que probable que en poco tiempo nos encontremos igual que en otros centros que ya tienen varios positivos de internos confirmados (Ocaña I, Jaén, El Dueso…) con las imprevisibles consecuencias que ello pueda tener en un medio cerrado con la prisión, con la gran cantidad de internos con enfermedades crónicas que hay”, advierte.

También pone de relieve en su comunicado el sindicato el esfuerzo realizado durante todo el estado de alarma por parte de los trabajadores del centro penitenciario, consiguiendo entonces “que ningún interno resultara contagiado” y lamenta que ahora ese esfuerzo “se arroje por la borda de esta manera”.

Acaip-UGT apunta directamente a la Consellería de Sanidad y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, a los que acusa de “haberse olvidado de los centros penitenciarios”, y lamenta que se esté permitiendo “situaciones inimaginables en cualquier otra actividad social”.

Desde Acaip-Ugt afirman que se han mantenido conversaciones con responsables del centro penitenciario y se han presentado escritos ante la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para intentar evitar esta situación, “pero hasta el momento nadie ha tomado ninguna decisión”, afirman.

“Una vez más, -concluye el comunicado de la asociación sindical- se está poniendo en riesgo de forma innecesaria la salud de los trabajadores del Centro Penitenciario de Valencia, sus familias, y la de los internos por decisiones tan irresponsables como ésta”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.