4 pasos imprescindibles si vas a comprar un coche usado

302

Si bien es cierto que comprar un coche nuevo es lo ideal para muchas personas, también lo es que en el mercado de segunda mano se pueden encontrar muy buenas opciones. De hecho, a veces es posible incluso dar con una auténtica ganga.

Pero para acertar a la hora de comprar un coche de segunda mano, es fundamental tener en cuenta una serie de pautas para no tener problemas y realizar una buena compra. Veamos cuáles son las principales.

1.      Investiga, busca y comprueba antes de comprar

Antes de tomar una decisión es importante investigar, preguntar y buscar todo lo que guarde relación con el coche que se desea comprar. Resulta de vital importancia saberlo todo antes de tomar una decisión económica tan importante como es adquirir un vehículo, y que a veces requiere invertir los ahorros o incluso pedir préstamos en línea.

Hay que tener en cuenta que un coche de segunda mano es habitual que tenga algún tipo de fallo, aunque sea leve. De ahí que lo mejor sea saber todo a lo que habrá que hacer frente una vez hayamos comprado el automóvil, haciéndole una revisión tanto interior como exterior.

2.      Mira debajo del capó

En este caso hay que tener la ayuda de un experto si no se tienen conocimientos suficientes. Se deben mirar los niveles de líquidos como el refrigerante, el aceite y el de los frenos. También se debe comprobar si hay fugas y el estado de la correa de distribución, por si presenta ya grietas o hilos sueltos.

Siempre que se pueda lo mejor es llevar el coche a un taller mecánico, y que allí lo inspeccionen y lo conecten a la máquina que informa de los fallos.

3.      Pide que te dejen probarlo

Ya se sabe que esto no es tarea fácil, porque la mayor parte de las veces lo que se hace es dar una vuelta cerca, y esto no sirve de mucho. Es mejor pedir al vendedor que deje dar un paseo lo suficientemente duradero como para transitar por distintas carreteras. Si se puede salir a autopista será mucho mejor, porque así se eleva la velocidad del coche y se puede saber si tiene vibraciones o ruidos extraños.

Estando el coche parado, o con velocidades bajas, es recomendable dar un giro de 90 grados, y buscar el tope de la dirección para saber cómo suena y de qué forma responde la bomba de dirección. Algunos ruidos en el sistema de los frenos pueden indicar desgastes, aunque también pueden ser normales. Todo dependerá del tipo de discos.

4.      Pide el libro de mantenimiento y las facturas

Este aspecto también puede ser un poco complicado, porque hay quien pasa los servicios en los talleres oficiales y quien no. En todo caso no tiene que suponer un problema, ya que el hecho de que el libro esté sellado en el libro oficial no es una garantía total.

No obstante es importante pedir las facturas, si bien es posible que el propietario anterior no las haya guardado todas. Aun así, puedes preguntarle dónde ha pasado las revisiones el coche, para ir a informarte de si tienen su historial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.