VOX exige que el Ayuntamiento de València abandone la Federación Española de Municipios y Provincias

385

El Grupo Municipal VOX ha presentado una moción al Pleno en la que solicita que el Ayuntamiento de Valencia llegue a un acuerdo para abandonar la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) por considerarla un “chiringuito más que coarta la autonomía de los municipios”.

Para VOX, los municipios, las provincias y las comunidades autónomas ya gozan de autonomía para la gestión de sus propios intereses según el artículo 137 de la Constitución. Por ello, el portavoz de VOX, Pepe Gosálbez, ha señalado que el acuerdo firmado por el presidente socialista de la FEMP es “injusto, insolidario y funciona como un chantaje a los municipios, especialmente para aquellos que han cumplido unos planes fiscales y de gasto responsables”.

Según Gosálbez, “la FEMP es un artefacto creado por los dos grandes partidos para intervenir la autonomía de los municipios, gestionar en su representación y como contrapeso a la independencia de la gestión de las atribuciones que las leyes nacionales otorgan a las entidades locales”.

El concejal de VOX ha criticado que esta federación haya desarrollado en las últimas tres décadas una infraestructura que “presiona a la adhesión de las entidades locales y, una vez adheridas, les obliga a la cesión de una suculenta parte de la contratación mediante su “Central de Contratación”. Algo que puede ser legal pero que seguramente es reprobable política, social y moralmente”.

El Grupo Municipal ha requerido también en su escrito que el Ayuntamiento inste al Gobierno de Pedro Sánchez, por un lado, a restringir la posibilidad de creación de nuevas entidades que limiten la autonomía municipal y, por otro, a permitir utilizar el remanente de tesorería para paliar las consecuencias del COVID-19 o reducir impuestos municipales.

El edil ha justificado la restricción de este tipo de entidades calificando a la FEMP de chiringuito administrativo y partidista que genera un mercado paralelo de servicios y suministros y un contrapeso a la autoridad de los cargos públicos electos, que además resalta la dejación de funciones de la Administración del Estado. Este chiringuito cuenta con una plantilla de más de 115 personas y con retribuciones de 90.000 euros anuales como la de su secretario general”.

Además, VOX propone que se atribuya a las diputaciones provinciales las competencias para asistir a los ayuntamientos que lo necesiten, incluso a través de dotación financiera, ya que las propias diputaciones ya asisten a los municipios desde una administración provincial real, fiscalizada y legitimada por la elección indirecta de sus representantes en virtud de la LOREG. “VOX ha venido a defender la fortaleza de las entidades locales y la austeridad en una gestión eficiente y honesta del dinero de los vecinos de sus municipios, y no va a permitir que el gobierno de Sánchez blanquee su penosa gestión económica mediante ingeniería contable con el dinero de los españoles”, ha concluido Gosálbez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.