Una denuncia de Cs por la contratación de altos cargos en Divalterra detona la operación contra Rodríguez

775

La operación Alquería, que ha derivado en la detención del presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, se abrió, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia, en mayo de 2018 tras una denuncia interpuesta en la Fiscalía. Esta denuncia llegó de manos del grupo de Cs en la institución provincial que venían meses reclamando explicaciones sobre la contratación de siete personas en Divalterra como altos cargos sin haber pasado por el Consejo de Administración.

En el organigrama de la empresa pública hay una decena de puestos considerados como “alta dirección” pero solo tres de ellos (los dos gerentes y el jefe de los servicios jurídicos) habían pasado los cauces reglamentarios incluido el visto bueno del Consejo de Administración. Los otros siete, según Cs, habían sido colocados ‘a dedo’ y, por ello, pidieron explicaciones desde el mes de julio del año pasado y hasta marzo de este año.

En ese periodo, descubrieron que estas personas no habían superado ningún concurso de méritos ni ningún otro requisito para obtener un puesto que, además, a efectos prácticos, no era de alta dirección sino cargos intermedios.

Datos que averiguaron cuando descubrieron que, sobre esas contrataciones había 12 informes en contra del servicio de asesoramiento laboral y de los servicios jurídicos de la propia casa. Es en ese momento cuando Cs decide llevar la documentación a Fiscalía que, poco después, informa de que incorpora esos datos a las diligencias previas que ya estaban llevando a cabo junto a Anticorrupción.

Piden la dimisión de Rodríguez

Ciudadanos (Cs) ha exigido la dimisión inmediata del presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, tras su detención por un presunto caso de irregularidades, y ha pedido al ministro José Luis Ábalos y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se pronuncien al respecto.

“Recordamos que Rodríguez es uno de los máximos responsables del PSOE en la Comunitat Valenciana y es gravísimo que, una vez más, los valencianos tengan que aguantar una corrupción que ha estado asentada y ha podrido el bipartidismo”, ha señalado el diputado por Valencia en el Congreso de los Diputados Toni Cantó. “Es gravísimo y vergonzoso que, además, se utilicen para fines irregulares políticas tan importantes como las de medio ambiente en este caso, o las de ayudas al Tercer Mundo cuando lo hacía el PP”, ha añadido.

Para Cantó, “esta es una muestra más de que, en la Comunitat Valenciana, se ha pasado de la corrupción sistemática del PP a la del PSOE”. “Los socialistas tienen que explicar por qué piden dimisiones en cuanto se detiene a personas de otros partidos pero no se aplican el mismo cuento en su propia organización”, ha manifestado el parlamentario.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Valencia, Mamen Peris, ha lamentado que “la Diputación lleva arrastrando la mancha de la corrupción desde hace demasiados años” y ha afirmado que “se ha demostrado que el cambio de gobierno no ha servido para nada”. “Llevamos más de un año registrando preguntas e iniciativas, denunciado contrataciones a espaldas del consejo de alta dirección, pero nos han  ignorado; por eso, en abril no nos quedó otra vía que acudir  a los tribunales”, ha explicado Peris.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.