Un error deja fuera de la licitación de reforma del Gulliver al arquitecto que lo proyectó

338

El pasado viernes, el Ayuntamiento de València aprobó, a través del Organismo Autónomo Municipal de Parques y Jardines Singulares, la adjudicación de la redacción de Proyecto y Dirección de obra para la remodelación del Parque Gulliver. Así lo anunciaba el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, quien avanzó que se prevé licitar la ejecución de las obras y proceder a la ejecución del proyecto a lo largo del año en curso.

El contrato de servicios “Redacción de Proyecto y Dirección de obra del Parque Gulliver” tendrá un plazo de duración de 2,5 meses en su primera fase y de 8 meses la
segunda.

El proceso de adjudicación de este proyecto ha contado, sin embargo, con una circunstancia llamativa, al conocerse que uno de los candidatos a hacerse con la licitación era Rafael Rivera Herraez, el arquitecto al que se encargó el proyecto de construcción del propio parque junto al artista fallero Manolo Martín a partir de un diseño de Sento Llobell.

La sorpresa ha llegado al verse excluído este arquitecto por un error en la forma de consignar la información requerida para su evaluación, por parte del equipo técnico de la mesa de licitación.

En la presentación de documentación y méritos con los que optar a la adjudicación del proyecto, se establecía que se debían entregar dos sobres, cada uno de ellos con la documentación e información específica que debía contener, para de este modo garantizar que en la selección por parte de los técnicos no influyeran factores que pudieran adulterar la objetividad de la misma. En este caso, contar sólo con la información requerida era clave y aquí es donde se produjo el error.

Según reza en el expediente, el arquitecto “ha incluido en el sobre 1 un documento con la experiencia profesional del equipo mínimo baremada que se evalúa de forma automática y debe presentarse en el sobre 2, por lo que este licitador es excluido de acuerdo con la disposición 14.3 del Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares que rige la contratación”.

El expediente especifica, de hecho, que debido a este error “han resultado desveladas cuestiones que debían permanecer secretas hasta el momento de la apertura del segundo sobre; La inclusión de los datos mencionados, permitían al órgano de contratación conocer que el licitador iba a obtener el máximo evaluable en uno los de los criterios, cuando del resto de licitadores nada sabía al respecto”.

Así, los responsables de la evaluación y selección de ofertas candidatas a la adjudicación del proyecto, resolvieron que “la inclusión de esa información en el sobre que no corresponde es sustancial y por tanto se acuerda no abrir el segundo sobre del licitador y excluirlo de la licitación”.

El contrato de redacción se adjudicó finalmente a la empresa XÚQUER-ARQING por un importe de 32.457,26 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.