Tres mujeres centenarias reciben el homenaje de Quart de Poblet

0
711
Carmen, de 102 años, junto a la alcaldesa y rodeada de toda su familia.

Las vecinas de Quart de Poblet Agripina Fernández, Carmen Gallardo y Antonia Martínez han superado la barrera de los 100 años llenas de sabiduría vital y rodeadas de sus familias, que saben de lo valiosa que ha sido y es su presencia. Para celebrar su vida, el Ayuntamiento organizó el viernes por la tarde, en el marco de la XXXIV Semana de las Personas Mayores, un acto de homenaje, presidido por la alcaldesa, Carmen Martínez, y en el que han participado también la concejala de Personas Mayores, Amparo Torner, y el concejal Manuel Díaz.

La alcaldesa destacó que con este acto se persigue poner en valor “la sabiduría, la experiencia de estas mujeres que vivieron épocas muy difíciles y salieron adelante. Tuvieron que dejar sus lugares de origen y empezar de nuevo en Quart de Poblet buscando una vida mejor. Nos alegra escucharlas decir que lo han conseguido. Queremos que este homenaje sirva para que sepan que para nosotros y nosotras siguen contando mucho”.

Agripina Fernández Rodríguez llegó a la centuria el 5 de abril. Nació en Feria (Badajoz) y llegó a Quart en 1964 por motivos laborales. Se casó y tuvo 5 hijos, a los que se entregó en cuerpo y alma. Su estado físico le impidió acudir al acto, pero lo hicieron sus hijas, que no dudaron en resaltar de ella que es “una madre ejemplar”.

Carmen Gallardo Ávila es la mayor. El 16 de noviembre cumplió 102 años. Llegó a Quart de Poblet desde Peñarroya (Córdoba) en 1970 buscando más oportunidades para su familia, integrada por 7 hijos e hijas, aunque tuvo cuatro más que perdió, al igual que a su marido que falleció hace 46 años. Todos coinciden en describirla como “un ejemplo a seguir, una persona que ayudaba a la gente que lo necesitaba”.

Antonia, con todas su familia en un momento del homenaje.

Por último, Antonia Martínez Sánchez cumplirá los 100 el 24 de junio, aunque a ella le gusta decir que tiene 18. Nació en Linares (Jaén) y con 18 años se trasladó a Sevilla, donde trabajó de cocinera, adquiriendo una maña y destreza que su familia recuerda bien. Tanto ella como su marido vieron en Quart de Poblet un mejor destino para sus 8 hijos y convirtieron el pueblo en su hogar. En el Encuentro con nuestras raíces ya recibió un homenaje por ser la vecina de Quart de Poblet procedente de Linares de más edad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.