‘Sin Palabras’, la 8ª edición del festival Vociferio arranca el 5 de junio

0
211

Este año, Vociferio se desmarca de la verborrea imperante, de las poéticas figurativas: la de la experiencia, que ya en su día se quiso apropiar de la patente del realismo, como si hubiera alguna poética que no fuera realista. Hasta el 16 de junio ‘Vociferio’ inundará la cuidad de poesía.

Cartel Vociferio.
Cartel Vociferio.

El certamen se aleja pues de los poemas de absorción rápida, los poemas meme, los poemas “que se entienden”, los poemas máxima de azucarillo, los poemas ocurrencia, radiofórmula, talent show…, que creen que expresar o actualizar el estado de Facebook es algo que se puede elevar a la categoría de poema y que vender miles de ejemplares legitima la calidad literaria de su propuesta.

En Vociferio se desligan de esas poéticas partidistas que clonan las técnicas del discurso político, en tanto entendemos que este utiliza la demagogia para embrutecer, confundir, persuadir, polarizar…, a través de simplificar el mundo a un gradiente de blancos y negros que quepan en los 15 segundos que el informativo de turno les dedica. Intentan con su programación abolir toda fenomenología pop, primando la calidad de cada propuesta independientemente de la corriente estética a la que pertenezca y del nivel de reconocimiento que ostente el poeta que la lleva a cabo.

Para ello, prevalecen aquellas prácticas poéticas que problematizan o cuestionan la realidad y que ofrecen una experiencia transformadora a quien las contempla y escucha; e interponemos un muro con esos políticos poetas, en tanto construyen su prestigio a través de estrategias extraliterarias, y pintamos sobre sus “ladrillos” (eufemismo para libros de poemas intransitivos) un grafitti violeta, porque la musa con vaqueros, se viste como le da la gana, oiga.

Presentación del certamen.
Presentación del certamen.

Esos poetas que ponen al servicio del sistema su poesía, eludiendo la crítica o la denuncia, abarrotando desde hace 30 años los anaqueles de libros tibios, ideales para una transición que fue igual de tibia. Todo para alcanzar el poder de promocionar aquellas poéticas que no les hagan sombra y de ningunear, cuando no negar directamente, a todas aquellas que no sean la suya. Y esto es, según el certamen, el germen de toda conducta totalitaria.

“Hablar de un mundo es proponer un mundo”

Begoña Santalices. (Foto-Nacho Carrascosa).
Begoña Santalices. (Foto-Nacho Carrascosa).

Como dijo en su día el colectivo valenciano Alicia Bajo Cero: “hablar de un mundo es proponer un mundo”. A este respecto, dentro del festival habrá espacio para las poéticas críticas con el sistema y para aquellas que proponen un mundo plural y libertario, pero, además, quieren añadir a la cita anterior que: y hasta no hablar también es proponer un mundo.

Por eso, en esta edición, retomanel espíritu de las vanguardias históricas y reivindicamos la poesía fonética y sonora, la performance poética, la poesía concreta, y la poesía multimedia como formas, ya no de experimentación, pues todo arte en nuestra opinión debe ser un trabajo denodado de ensayo y error, y un intento de superación y quiebra de toda tradición, sino una forma de entender la poesía como una disciplina artística que no tiene por qué limitarse exclusivamente a la escritura.

Esta concepción limitante de la ortodoxia poética española, enfrascada en una lucha por la hegemonía estética del poema coloquial, ha conseguido, no solo vencer a sus oponentes literarios, sino que otras formas de entender el hecho poético como la ciberpoesía, la videopoesía, la poesía participativa, el spoken word… en fin, indican desde la organización, “toda práctica adscrita a lo que hoy empieza a balbucearse con el término Poesía Expandida, sean prácticamente desconocidas por el público”.

Destacando cartel de invitados

Antón Reixa.
Antón Reixa.

Y este es el caso de un poeta internacional como es Bartolomé Ferrando, al que este año se le rinde homenaje en la Sala Carme Teatre. El festival quiere visibilizar la búsqueda universalista que la poesía fonética y sonora lleva desarrollando desde hace más de 100 años. Una poesía sin idioma, pura energía a través del sonido. Y le van a acompañar durante tres días poetas, performers y artistas sonoros de la talla de Jörg Pringer o Déborah Walker.

También apuestan a fondo con la primera producción propia de Vociferio 2019 que realizará la artista Begoña Santalices, todo un alarde físico de habilidades prosódicas y vocales.

Además, en esta edición, la octava, número de la mesura representado por dos cuadrados, desean detener la máquina, reservarse el espacio y el tiempo para poder escuchar el silencio, para poder pensar.

Ante el ritmo enloquecido que impone la trituradora massmediática, la bukake de contenidos banales que circulan por las redes, los opinódromos, los zacas como relámpagos amarillistas, las fake news y la frivolización de la experiencia artística hasta convertirla en mero entretenimiento para el consumo, Vociferio quiere reflexionar. Y para ello propone este año dos mesas redondas: la primera, realizada en colaboración con el Festival de Filosofía de València, A Viva Ment, en torno a la relación entre Poesía y Filosofía, con Ana Gorría entre las ponentes; y en la segunda, sobre Poesía Contemporánea Española, analizaremos lo que Martín Rodríguez-Gaona denomina Poesía Pop Tardoadolescente y contarán entre otros con el propio Martín para hacerlo.

Portada de 'Carne de cañon' de Enric Montefusco.
Portada de ‘Carne de cañon’ de Enric Montefusco.

Poesía para los niños

Y de tanta reflexión, un pensamiento: no hay futuro para la poesía sin cuidar la infancia. Así que para ello se inaugura Vociferito, una programación especialmente pensada para los niños, niñas y niñes que han comisariado Mar Benegas y Jesús Ge, responsables de El Sitio de las Palabras.

Se abrennuevos espacios, no solo mentales sino también físicos, y este año fletan el patio gótico del Centre del Carme Cultura Contemporànea para ofrecer recitales escénicos, performativos y conciertos. Por su escenario pasarán músicos devenidos en poetas como Enric Montefusco o Antón Reixa, poetas transformados en bandas de pop como El Pèsol Feréstec o Mapache y auténticas fenómenas del spoken Word como Laura Sam + Nazareno.

Y como es muy sabinero eso de que a los lugares donde fuiste feliz no has de volver, han decidido llevarle la contraria y repetir en otros espacios que dejaron huella el año pasado como es el patio renacentista del CCCC, desde cuyo jardín recuperado, se ofrecenctardeos poéticos a la fresca con recitales de Isabel Martín, una de las poetas revelación dentro de la poesía de la conciencia crítica, tres primma donnas de la poesía en catalán como Mireia Calafell, Begonya Pozo o Àngels Gregori, o la inteligente poeta de lo cotidiano Elena Román; y también regresan a la Biblioteca Pública de València para nuestra tradicional Festa Alçaveu, este año dedicada a la poesía humorística, con el poeta y slammer Dani Orviz como cabeza de cartel.

Y no da más de sí el modesto festival, muy inferior a lo que esta ciudad se merece y a lo que la comunidad poética nos ofrece. Son muchas las propuestas de calidad que se han quedado fuera, lo cual laqmentan. Pero esperan seguir creciendo y alcanzar a producir más tarde que pronto el soñado Festival Internacional de Poesía de València. Para ello, extienden la mano a otros proyectos, colectivos y espacios que trabajan a diario programando poesía en la ciudad. Juntas, codo con codo con las instituciones y, en especial, con el Ayuntamiento, no dudan en que lo conseguirán.

Pero hasta que ese día llegue esperan que la excelencia de esta edición deje sin palabras a los asistentes porque creen en la capacidad resensibilizadora de la poesía, en el potencial que tiene para crear espacios temporalmente autónomos de cualquier mediatización, espacios donde poder detenerse, sentirse, pensarse, dialogar, emocionarse… espacios para la vida plena: aquella que por explícita nunca deja domarse por lo evidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.