Quart de Poblet y Mislata, en el consorcio para restaurar el tramo bajo del Turia y fomentar su biodiversidad

0
461

El Ayuntamiento de Quart de Poblet, en colaboración con Global Omnium y la Fundación Limne, ha organizado una reunión entre los diferentes actores con responsabilidad en materia de aguas, biodiversidad y territorio para plantear opciones de restauración del tramo bajo del Turia.

A la reunión han asistido, además, representantes de la Confederación Hidrográfica del Júcar, la Conselleria, la Diputación de Valencia, el Ayuntamiento de Mislata y la Fundación Global Nature.

Los asistentes han sentado las bases para constituir un consorcio para el desarrollo de un proyecto europeo para la rehabilitación del tramo bajo del río, un proceso que se centrará, en su primera fase, en la recuperación puramente ambiental y, más adelante, en el estudio de la recuperación social del nuevo cauce del Turia, fomentando un uso público compatible con la capacidad de evacuación y desagüe, que dependerá también de las correcciones hidrológicas forestales que puedan hacerse aguas arriba, esto es, una disminución de los monocultivos de cañaveral que permita disminuir el riesgo de taponamiento de infraestructuras en caso de avenidas.

Juan Medina, primer teniente de alcalde y concejal de Sostenibilidad y Planificación Territorial de Quart de Poblet, ha recordado que “Quart de Poblet fue pionero al regenerar más de 30.000 metros cuadrados de ribera en el año 2000, siendo germen de los proyectos posteriores de Parque Natural y Parque Fluvial y, por ello, somos los primeros en apoyar e impulsar una recuperación ambiental, naturalista, del cauce nuevo hasta el mar, que reduzca el impacto de la piedra y el hormigón”.

El río Turia, desde la puesta en marcha del Plan Sur, muere en el azud del Repartiment, punto en el que las aguas se reparten por la red de acequias del regadío. Aun así, a raíz de recientes restauraciones ambientales, que favorecen la conectividad y el flujo de fauna, en las últimas anualidades se observa un auge en la biodiversidad del tramo bajo, especialmente en lo que a ornitofauna se refiere.

Tras ciertos episodios de lluvias se observa, además, no sólo un aumento importante de caudal sino también una mayor densidad de peces, como las anguilas, que favorecen que algunos mamíferos, como las nutrias se adentren hasta casi llegar al cauce nuevo del río. Esta circunstancia es el germen que ha desembocado en el impulso de un consorcio encaminado a restaurar tramos del cauce nuevo, para seguir favoreciendo el flujo de fauna y aumentar la calidad de las aguas en el tramo bajo.

Los entes consorciados pretenden, gracias a esta nueva figura, aglutinar competencias para unificar una visión del río y lograr un consenso técnico en cuanto a actuaciones se refiere. El Consorcio también será el medio para llevar a cabo los procesos participativos asociados a esta restauración, ya que se buscará la colaboración y coordinación con otras instituciones públicas y privadas, y de forma especial, con los colectivos locales y la ciudadanía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.