Préstamos rápidos, una alternativa financiera

289

La inestabilidad económica actual obliga a muchas personas a ajustar sus gastos y economizar. Sin embargo, hay oportunidades que no se pueden dejar pasar o necesidades que no se pueden ignorar. Justamente por eso, ya sea para solventar un proyecto o cubrir un gasto médico, los préstamos rápidos son una gran alternativa.

El préstamo rápido y la solvencia

Incluso antes de que el Covid-19 arruinara la economía, la capacidad de solventar gastos y proyectos, especialmente si uno es autónomo o tiene su propio emprendimiento, siempre fue una necesidad para la mayoría de quienes trabajan por cuenta propia. Lo mismo se puede decir de los particulares y profesionales en el día a día, tanto si se precisa arreglar un electrodoméstico o costear la reparación del vehículo familiar.

Los préstamos rápidos son instrumentos financieros pensados con el propósito de solucionar todo tipo de inconvenientes que no se pueden postergar: se trata de préstamos de montos relativamente bajos de dinero que son sencillos de solicitar y que suelen acreditarse dentro de las 24 horas posteriores a su aprobación.

¿Cuáles son sus ventajas? Pues bien, al tramitarse cien por ciento de manera online, se trata de instrumentos de préstamos muy baratos que pueden utilizarse para todo tipo de gastos personales sin incurrir en mayores costos de gestión o apertura. Por su parte, su tramitación es ágil y segura y por lo general no presenta mayores inconvenientes.

Cómo solicitarlos: requisitos y condiciones

Existe una gran competencia de empresas y financieras que ofrecen este tipo de servicios financieros personales, por lo que el mercado favorece al solicitante. En otras palabras, los requisitos y condiciones asociados a la contratación de este tipo de préstamos suelen adaptarse a las necesidades del solicitante, ya que las entidades que los emiten prefieren perder dinero si con eso pueden ganar una mayor participación en el mercado.

Conviene aclarar que los préstamos rápidos son servicios privados que obedecen a las consideraciones del mercado. Por lo tanto, tanto los requisitos como las condiciones de estos dependerán de la empresa contratada, el monto a solicitar y el perfil solicitante.

Los requisitos suelen ser muy bajos y las empresas se adaptan a las necesidades de la persona. En ocasiones puede solicitarse que la persona disponga de ingresos, nómina o avales de algún tipo. Sin embargo, por lo general solo se solicita:

  • Tener al menos 18 años
  • Registrar residencia en España
  • Documento de identidad
  • Disponer de cuenta bancaria e información de contacto (correo electrónico, teléfono)

En segundo lugar, las condiciones de contratación de este tipo de préstamos varían según el monto a solicitar y la capacidad de pago que se pueda demostrar; los montos pueden ir de los 50 hasta los 5 mil euros, mientras que los plazos de devolución oscilan entre los tres meses y los ocho años inclusive. En caso de ser necesario, puede solicitarse una prórroga y, si se trata de la primera vez, el préstamo puede ser gratuito.

En el contexto actual, existen una multitud de proyectos, gastos y necesidades que debemos afrontar diariamente y que muchas veces no podemos postergar. Frente a ello, los préstamos rápidos son una herramienta muy conveniente para solucionar inconvenientes de todo tipo sin endeudarse.

1 Comentario

  1. Sé lo que estás diciendo, he estado luchando los últimos 2 años debido a la pandemia, tuve la suerte de encontrar Prestamos1 para ayudarme a salir de mi miseria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.