Un Policía y un Guardia Civil fuera de servicio sorprenden a dos mujeres intentando robar en casa de un vecino

354

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a dos mujeres, de 18 y 21 años y de origen croata, como presuntas autoras de un delito de robo con fuerza.

La detención se ha producido después de que un Policía Nacional y un Guardia Civil, cuñados y ambos fuera de servicio, sorprendieran a las sospechosas intentando acceder a la vivienda de un vecino. Los agentes salieron del domicilio de uno de ellos y observaron a las dos mujeres, una de ellas manipulando la puerta y la otra en actitud vigilante.

Tras identificarse como agentes de la autoridad, presenciaron como a una de las ahora detenidas se le cayó un plástico, comúnmente empleado para abrir puerta de viviendas mediante el llamado método del “resbalón”.

Al lugar se desplazaron agentes de la Policía Nacional que localizaron entre las pertenencias de las mujeres, entre otros efectos, una llave inglesa y un destornillador doblado, con muestras de presuntamente haber sido utilizado para cometer un robo con fuerza, así como joyas y dinero. Concretamente se les ha intervenido dos pulseras, cuatro pares de pendientes, un reloj y un colgante. Algunas de estas joyas presentan iniciales que no se relacionan con los nombres de las detenidas.

 

Detenidos otros tres hombres

En otra actuación, agentes de la Policía Nacional han detenido también en un edificio de Valencia a tres hombres de 25, 31 y 36 años, de origen georgiano, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en domicilio, en grado de tentativa, tras al parecer tratar de acceder a una vivienda no consiguiéndolo ya que su propietaria se encontraba en el interior y alertó a la Sala del 091. Los agentes les intervinieron unos 150 euros.

Los agentes que realizaban labores de prevención por una calle de Valencia fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un edificio donde al parecer un hombre había intentado acceder al interior de un domicilio.

Inmediatamente los policías se dirigieron al lugar e inspeccionaron el edificio, localizando a tres hombres en la última planta del mismo, los cuales no daban una razón clara de lo que estaban haciendo en ese lugar.

Los agentes averiguaron que momentos antes cuando una mujer se encontraba durmiendo en su casa, comenzó a escuchar como llamaban al timbre. Tras varios minutos llamando de manera insistente, la misma se levantó y miró a través de la mirilla, observando a un hombre que al parecer manipulaba la cerradura de la puerta con algo metálico, por lo que alertó a la policía.

Finalmente, los agentes tras realizar diversas comprobaciones, detuvieron a los tres hombres como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa.

Los detenidos, dos de ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.