El pleno municipal de València rechaza la moción del PP sobre la ampliación de la V-21 porque “ya está en marcha”

0
319

El Pleno municipal de València ha desestimado la moción suscrita por el Grupo Popular sobre la ejecución del proyecto de ampliación a tres carriles del tramo Carraixet-València de la autovía V-21, con los votos a favor del propio Grupo Popular y VOX, los votos en contra del equipo de gobierno y la abstención del Grupo Ciudadanos.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha manifestado que «el proyecto ya se está llevando a cabo y, por ello, no tiene ningún sentido votar a favor cuando ya se está ejecutando». «El Ministerio de Fomento ha aceptado nuestras propuestas, que tienen como objetivo reducir al máximo la afección a la huerta y solucionar el problema de estos carriles», ha añadido. Por su parte, la concejala de Desarrollo y Renovación Urbana y vicealcaldesa, Sandra Gómez, ha expresado que «toda la información es accesible para la ciudadanía» y que «se ha conseguido salvar el 30% del terreno que se iba a expropiar con el proyecto inicial».

La moción del Partido Popular rechazada por el Pleno

Respecto a la moción rechazada por el Pleno, el concejal del Grupo Popular, Carlos Mundina, ha defendido que este tramo sufre «constantes atascos y embotellamientos» y ha solicitado «dirigirse al Ministerio de Fomento para que continúen con las actuaciones que supongan una mejora de la seguridad vial».

El concejal del Grupo Municipal Popular, Carlos Mundina, ha argumentado en el debate de la moción que el ministerio de Fomento debe proseguir con la tramitación definitiva y ejecución de las obras de ampliación del acceso desde el norte a Valencia por la V-21, “porque este proyecto no es solo necesario para incrementar la fluidez de esta infraestructura, sino que mejoría notablemente sus condiciones de seguridad actuales”.

Ha recordado que el Pleno del Ayuntamiento, en sesión celebrada el día 25 de septiembre de 2015, acordó  por unanimidad que se incluyese en los PGE del año 2016, entre otras infraestructuras viarias, ‘la ejecución del proyecto de ampliación de la V-21 en el acceso a Valencia por el norte, desde el barranco del Carraixet hasta la ciudad’.

Sin embargo, dos años después, el anterior gobierno tripartito presidido por Joan. Ribó, en su sesión de 26 de octubre de 2017, con la abstención del Grupo Municipal Ciudadanos y con el voto en contra del Grupo Municipal Popular, aprobó una moción suscrita por el propio equipo de gobierno sobre paralización del trámite de licitación del proyecto de ampliación del tramo Carraixet-Valencia de la autovía V-21.

Lo acordado en ese Pleno de 2015 decía textualmente:

“Exigir al Govern Central que s’incloga  als PGE 2016 consignació económica plurianual per a l’execució de les següents infraestructures viàries: – L’execució del projecte d’ampliaciò de la V-21 en l’acces a Valencia per el nord, desde el barranc del Carraixet fins a la ciutat”.

Por todo ello, el edil popular ha insistido en cuestionar al alcalde los motivos que le han llevado a cambiar de posición respecto a la ampliación de la V-21. “No sabemos por qué no apoya el proyecto cuando la afección al suelo no urbano ahora es menor que en 2015”.

Aunque las razones de este cambio, a juicio de Mundina, “son que el alcalde está poniendo palos en las ruedas del proyecto siempre se posiciona según sopla el viento político sin preocuparse si con ello afecta a la mejora de las infraestructuras, la seguridad vial o al desarrollo de inversiones que pueden generar empleo”.

El concejal del Grupo Ciudadanos, Narciso Estellés, ha recalcado «el desacuerdo dentro del equipo de gobierno en torno a este proyecto» y ha recordado que «todo lo que sea proteger la huerta, tendrá el apoyo de su grupo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.