La parroquia del Stmo. Sacramento de Almàssera acoge este domingo la misa solemne del Corpus

779

La parroquia del Santísimo Sacramento de Almàssera acogerá este domingo la misa solemne del Corpus Christi, dentro de sus fiestas patronales, en las que se ha suspendido la procesión del Corpus Christi que tradicionalmente celebra esta localidad el cuarto domingo de agosto, dos meses después de la solemnidad, por dispensa papal concedida por el ‘miracle dels peixets’.

Este año han sido suspendidos numerosos actos de las fiestas patronales, como las procesiones, pero se mantiene la celebración de las tres misas solemnes, a las 12 horas:  este sábado, en honor a la Mare de Déu d´Agost, el domingo será la del Corpus, y el lunes, la del Cristo de la Fe y la Providencia, ha indicado el párroco Vicent Ruix.

Tradicionalmente se celebra en Almàssera, el cuarto domingo de agosto, la procesión del Corpus con más de 300 feligreses caracterizados como personajes del Antiguo y del Nuevo Testamento, con la Custodia, desde la parroquia y acompañada por cofrades, autoridades, banda de música y representaciones de fallas y cofradías, junto con danzas típicas, gigantes y cabezudos, de Amics del Corpus.

El 6 de junio fue el Día Jubilar por el milagro eucarístico del ‘Peixets’

El pasado 6 de junio, coincidiendo con el día del Corpus Christi, Almàssera conmemoró el ‘miracle dels peixets’, un milagro eucarístico sucedido en 1348 y por el que, además, este año ha celebrado, en esa misma fecha, un Día Jubilar en el marco del Año Jubilar Eucarístico del Cáliz de la Pasión.

Del mismo modo, con motivo de esta celebración, el Servicio Audiovisual Diocesano (SAD) del Arzobispado de Valencia difundió un vídeo sobre la conmemoración en Almàssera del ‘miracle dels peixets’, documental que pueden verse a través del enlace.

Parroquia dedicada al Santísimo Sacramento

Precisamente, el “miracle dels peixets” fue el motivo por el que se erigió la parroquia de Almàssera y fue dedicada al Santísimo Sacramento.

Almàssera comparte el “miracle dels peixets” con la vecina localidad de Alboraia, a la que pertenecía cuando tuvo lugar el hecho prodigioso en el año 1348.

Según el relato del sacerdote, escritor e historiador valenciano Gaspar Escolano, en junio de 1348, el párroco de Alboraia fue requerido para llevar el viático a un morisco converso de Almàssera que estaba muriéndose. El sacerdote cogió una arquilla con las formas consagradas y salió en mula.

Al atravesar el barranco del Carraixet que separa ambas poblaciones el agua le arrastró, cayendo el sacerdote y perdiendo la arqueta. Cuando lo contó, los vecinos de Alboraia salieron a buscar la arqueta y la encontraron, abierta y sin las formas.

Dos labradores continuaron la búsqueda llegando a la desembocadura del barranco. Allí vieron dos peces que, con las cabezas levantadas, mostraban en las bocas las formas. Avisado el cura, acudió a recuperarlas. Los peces, hasta ese momento inmóviles, al acercarse el sacerdote depositaron las formas en el cáliz que portaba el cura quien, de vuelta a Alboraia, celebró una misa y sumió las formas.

Con motivo de este suceso, los vecinos de Almàssera solicitaron al entonces obispo, Ramón Gastón, que se erigiese una parroquia independiente de la de Alboraia. En 1352, siendo obispo Hugo de Fenollet, se hizo la desmembración, y creó la parroquia con el nombre y devoción del Santísimo Sacramento.

En conmemoración de este acontecimiento, la parroquia de Alboraia regaló a la de Almàssera la arquilla donde el sacerdote llevaba las formas cuando cayó al agua, conservando Alboraia el cáliz en el que fueron recogidas. La arqueta de plomo se custodia en la actualidad en una hornacina sobre el relicario del altar mayor del templo parroquial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.