Mislata y València quieren acabar con el muro de 2 metros que limita la conexión entre ambas ciudades

909

El alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, y la vicealcaldesa de València, Sandra Gómez, han presentado el proyecto de mejora urbana de la calle Democracia y su entorno, donde confluyen las dos ciudades limítrofes.

El alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, y la vicealcaldesa de València, Sandra GómezEsta actuación beneficiará tanto al vecindario de Mislata como al de València pero muy especialmente a los residentes en el barrio de Soternes, ya que permitirá dar una solución para la reconexión de ambos municipios.

El proyecto que se ha planteado busca dar una alternativa al gran muro de más de dos metros de altura que limita el acceso entre ambos municipios como una barrera insegura e inaccesible, recuperando espacio para las personas y caminando hacia un modelo de ciudad más accesible, sostenible y eficiente.

“Voluntad compartida de derribar muros y unir personas"

El alcalde de Mislata Carlos Fernández Bielsa ha agradecido el “claro compromiso del Ayuntamiento de València con la movilidad sostenible”, y ha subrayado la “voluntad compartida de derribar muros para unir personas y crear espacios para la gente entre València y Mislata”.

Por su parte, Sandra Gómez, ha explicado las claves de esta iniciativa, que se basan en la idea de que València “no es un municipio cerrado, sino un ente metropolitano que se relaciona y establece lazos con los municipios de su entorno”. “Queremos gestionar según la filosofía que apuesta por pensar en clave metropolitana y por crear y conectar entornos seguros, espacios verdes y áreas accesibles”, ha añadido.

Sustitución de la barrera arquitectónica

El proyecto de mejora de la calidad urbana creará una conexión más amable y segura, sustituyendo la barrera arquitectónica que supone el actual muro de más de dos metros por una grada con espacios verdes y mayor seguridad para los viandantes, a modo de mirador hacia el antiguo cauce del Túria.

Bielsa y Gómez han explicado que los vecinos que viven en el barrio de Soternes y en Mislata comparten calles, comercios, espacios, parques y, en muchas ocasiones, servicios, por lo que esta actuación supondrá “un proceso de recuperación del espacio público para el uso y disfrute de la gente, mediante un modelo igualitario, inclusivo, sin barreras, y dirigido a mejorar la vida de la ciudadanía de ambos municipios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.