Marlaska descarta la relación con redes terroristas de los detenidos el martes en Mislata

359

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska descartó hoy la relación de los trece detenidos en Barcelona y Mislata en el marco de la denominada operación 'Fish' con movimientos terroristas de carácter yihadistas.
El magistrado ha enviado a prisión a nueve de los arrestados y ha impuesto fianzas para eludir la cárcel de entre 2.000 y 4.000 euros a otros tres de ellos, sólo uno ha quedado en libertad, aunque deberán comparecer en el juzgado más cercano a su domicilio de forma quincenal.

Aunque Marlaska descarta "que los imputados pertenezcan a ninguna red que se dedique a elaborar documentación falsa con la finalidad de dar cobertura a personas relacionadas con movimientos de carácter yihadista", asegura en su auto hecho público esta noche que los arrestados se dedicaban a la falsificación de pasaportes, que cumplían "los perfiles recomendados por el Frente Islámico Mundial --relacionado directamente con Al Qaeda--, que exige documentación de países de la Unión Europea o de Estados Unidos correspondientes a un varón de entre los 25 y los 45 años y que dispongan de varios años de validez y no tengan visas estampadas".

En el auto por el que ordena las prisiones, el magistrado acusa a los detenidos, en su gran mayoría de origen paquistaní de la comisión de delitos de asociación ilícita y falsificación de documento público u oficial y no de colaboración con organización terrorista.

El juez asegura que la investigación ha demostrado que los trece imputados se servían de colaboradores para adquirir pasaportes comprados a delincuentes comunes, que previamente los habían robado a turistas que visitan Barcelona. Estos colaboradores adquirían además ropa, teléfonos móviles y otros objetos y se dedicaban al tráfico de drogas a pequeña escala, dice el auto.

Los pasaportes sustraídos eran enviados en su mayoría a países del extranjero, principalmente a Tailandia, donde se realizaba el proceso de manipulación y falsificación, añade la resolución. En otras ocasiones, la falsificación se realiza en España bajo la dirección de Mohamad Warrak, que respondía a las órdenes y supervisión de Marc Ghulam Farit, alias 'Tito Moon', detenido en Bélgica a petición de Marlaska.

Una vez manipulados los pasaportes, éstos eran devueltos a Mar Ghulam, que, mediante una cadena de colaboradores, realizaba la entrega a los clientes en los países donde éstos se encontrasen.

La operación policial que permitió la detención de estas trece personas --diez de ellos en Barcelona y dos en Mislata-- estaba destinada a desmantelar un entramado internacional con ramificaciones en Francia, Bélgica, Suiza, Reino Unido, Alemania y Tailandia que se dedicaba al robo de pasaportes en ciudades españolas, que eran enviados a este último país.

En Barcelona fueron arrestados diez paquistaníes, Mohamad W., Khan G.N., Ansar S., Awais Y.B., Sheik N.R., Atiqur R., Raja W.J., Khuram S., Hussain M. y Muhammad S.; y un nigeriano, Babatunde A. En Mislata fueron arrestados Muhammad I., de nacionalidad paquistaní, y Jangeet S., indio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.