Los cerrajeros insisten en invertir en seguridad para evitar los robos en vacaciones

255

Las vacaciones de verano vienen acompañadas de la preocupación por la seguridad de nuestras casas mientras estamos fuera. Uno de los principales objetivos de los cerrajeros que asesoran y asisten a los clientes que quieren invertir en seguridad es hacer la vida difícil a los ladrones.

"Las cerraduras son seguras", dice Luis Cotillas, cerrajero experto; el problema es que las cerraduras no se mantienen al día.

"La gente no invierte en cerraduras en las casas antiguas; ahora, todo el mundo piensa en invertir en tecnología, que parece costar menos comprar un teléfono que modificar o poner una cerradura para proteger su casa", se queja.

¿Están las cerraduras en buen estado? "Son seguras", dice el autor, "pero hay que cambiar las antiguas", porque el mercado ha cambiado y mejorado. Para tener un hogar más seguro, es fundamental invertir. Pero no sin tener en cuenta que "todo se está abriendo".

Los robos van en aumento

Las técnicas de bumping, presión y llave mágica son de las más populares entre los ladrones, que han descubierto una gran cantidad de información en Internet. Esto es precisamente lo que Roberto García, experto cerrajero, critica con tanta dureza, porque supone una amenaza innegable y masiva.

Tampoco entiende por qué no se hace nada con los instrumentos que permiten este tipo de delitos: "En Rusia, si te pillan con una ganzúa, vas a la cárcel". Cuenta que dio sus primeros pasos como cerrajero a principios de los años 80. "El oficio de cerrajero se transmite de padres a hijos", dice, "cuando no se enseñaba nada". Ha progresado hasta el punto de contar con la mayor academia del mundo: Internet.

Roberto también destaca el valor de invertir en medidas preventivas: "La seguridad tiene un valor incalculable. Es imposible que haya gente que se gaste mil euros en un teléfono y se niegue a invertir en seguridad". Continúa diciendo: "Es fundamental que la gente entienda que cuando compra puertas o componentes de seguridad, también está comprando tiempo". Señala que éste es más o menos cuando el ladrón intenta entrar. "Acude siempre a cerrajeros con experiencia y niégate a firmar facturas si el precio es demasiado desorbitado", dice como último consejo.

Los cerrajeros siguen luchando para regular el problema de internet y evitar los abusos de los cerrajeros sin licencia, pero tú deberías hacer algo también, como invertir en tu propia seguridad.

¿Qué tipo de inversiones deberías hacer?

El cilindro de seguridad Keso 8.000 es la mejor alternativa para proteger tu casa de los intrusos.

Esta llave tiene un borde grabado que dificulta la impresión. Pero lo que la hace única es que incluye un componente móvil al final, que muchos describen como "algo que no se puede reproducir porque se mueve". Dependiendo del número de llaves necesarias y del modelo de cilindro, esta opción cuesta entre 150 y 300 euros.

Instalar un dispositivo de seguridad adicional en la puerta principal, ya sea un cerrojo o una alarma, es siempre la alternativa más atractiva, pero también la más cara. Esta tecnología, hace que sea más difícil que alguien derribe la puerta con una palanca o algo similar. Te informa si alguien entra en la casa, e incluso puede llegar a tu propio teléfono móvil, según el modelo con sistema de alarma. El inquilino recibe seguridad y tiempo en caso de ataque. Una cerradura de este tipo cuesta entre 190 y 220 euros.

La última técnica para dificultar a los ladrones es reforzar el cilindro, además de cambiar el bombillo de la puerta. Con esta medida, el cilindro queda totalmente cubierto y protegido. Hay varios tipos en función del precio y la dureza: el precio de los escudos oscila entre los 40 y los 150 euros, con pesos que van desde los 200 gramos hasta el kilo. Un ladrón puede desbloquearlo con un taladro en 15 minutos en el primer ejemplo, pero tardará 6 horas en el segundo supuesto, por lo que se cansará y buscará otra dirección.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.