Formación programada: oportunidad de crecimiento para trabajadores y empresas

242

La formación programada es una oportunidad que brinda el Estado a las empresas y trabajadores para educarse continuamente y mejorar el desempeño laboral. Se trata de un crédito anual que cada vez más negocios aprovechan para escalar en la competitividad del mercado.

La formación programada surgió como una iniciativa para la educación constante de los trabajadores dentro de una empresa. Esto brinda una mayor cualificación profesional, pero además aumenta la satisfacción de los empleados y otorga herramientas que sirven para mejorar el desempeño laboral y la productividad.

La competencia en las empresas crece cada día más y por lo tanto los encargados de manejarlas buscan siempre un factor diferencial que los haga relucir. Estas ganas de destacar hacen que cada vez se trabaje mejor, lo cual se traduce en crecimiento económico para el Estado.

El gobierno creó la formación programada para empresas para facilitar este proceso de instrucción continua y dar a los trabajadores la oportunidad de educarse gratuitamente con bonificaciones de hasta un 100 %.

¿Qué es la formación programada?

En resumidas cuentas, la formación programada es un crédito que se le ofrece a las empresas para invertir en la formación profesional de sus trabajadores. El mismo se obtiene a partir de las aportaciones a la Seguridad Social.

Consiste en una serie de acciones formativas que están orientadas al mercado laboral al que se dedique el negocio. Su objetivo es que los empleados actualicen conocimientos y mejoren sus competencias.

La iniciativa de la formación programada fue desarrollada por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), para lograr su objetivo de ampliar y mejorar las competencias de las empresas.

Una de sus características es que es totalmente gratuita para los trabajadores y no supone ningún gasto para la empresa. Los beneficios de esta formación se ven reflejados en el desempeño de los trabajadores y por lo tanto también en la productividad y el buen funcionamiento de los negocios.

¿Qué empresas pueden acceder a la formación programada?

Todas las empresas de España tienen derecho a la formación programada para sus trabajadores, pero para darle uso tienen una cantidad concreta que se otorga en forma de crédito anual. El monto varía según las cotizaciones que hayan realizado el año anterior y el tamaño de la plantilla. Según el número de empleados se distribuye de la siguiente forma:

  • 1 a 5 trabajadores: cantidad mínima de 420 €.
  • 6 a 9 trabajadores: 100 % de la cantidad cotizada.
  • 10 a 49 trabajadores: 75 % de la cantidad cotizada.
  • 50 a 249 trabajadores: 60 % de la cantidad cotizada.
  • Mínimo 250 trabajadores: 50 % de la cantidad cotizada

Los únicos requisitos exigidos son tener a todos los trabajadores en plantilla en Régimen General y estar al día con los pagos a Hacienda o la Seguridad Social. Así que las empresas que cumplan con esto contarán con un crédito anual para invertir en la formación de sus trabajadores.

¿Cómo hacer uso de este crédito formativo?

Para hacer el uso del crédito de formación programada lo mejor es contar con una institución que se dedique a impartir este tipo de instrucción. Después de seleccionar un área formativa relacionada con la empresa solo hay que entregar la documentación necesaria para la matriculación.

Este tipo de instituciones se encarga de gestionar el crédito formativo, realizar los trámites administrativos, asesorar en el uso de las bonificaciones y diseñar planes de estudio adaptados a las necesidades de quienes los solicitan.

La formación programada es una oportunidad que tienen las empresas para mejorar los perfiles de sus profesionales y hacer crecer sus talentos. La competitividad sana entre negocios es una forma excepcional de progresar en conjunto e impulsar la economía del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.