Las familias valencianas recuperan el hábito de mandar a reparar

1190

La pandemia del COVID-19 que dio inicio en Marzo de 2020 ha traído consigo una serie de cambios radicales en nuestra forma de vivir y relacionarnos. También, en el plano económico está teniendo unos efectos inesperados que se han traducido en los últimos meses en un aumento bastante significativo de los precios de casi todo: los precios de la luz, el gas, la vivienda, los automóviles o hasta los bienes de primera necesidad como los alimentos están por las nubes y la subida en picado no tiene visos de detenerse.

Este incremento de precios (que según los expertos es debido a los numerosos problemas que la pandemia está causando en las cadenas de suministro globales que no han podido recuperar su normal funcionamiento desde el gran confinamiento mundial de Marzo de 2020) está provocando algunos cambios en las tendencias de consumo, siendo uno de ellos en el del consumo de aparatos del hogar: con el precio de los electrodomésticos del hogar como frigoríficos, lavadoras, lavavajillas o equipos de calefacción y aire acondicionado también disparados, las familias valencianas parecen haber adoptado el viejo hábito de mandar a reparar en lugar de comprar nuevo.

Sumado a esto, a partir del 1 de Enero de 2022 se producirá una subida aún mayor en el precio de los electrodomésticos del hogar debido a que entrará en vigor un cambio de ley que obliga a los fabricantes a ampliar el período de garantía de 2 años a 3 años, lo que supondrá un costo adicional para los fabricantes y los obligará a subir aún más los precios. Esto podría significar una tendencia aún más pronunciada hacia la reparación como contrapartida a la compra nueva.

De acuerdo a Alejandro Duque, gerente de Especialistas Unidos S.L., la cual es una empresa líder en el sector del servicio técnico en Valencia, en el sector de las reparaciones del hogar se encuentra experimentando un ´boom´ sin precedentes: «comparado con años anteriores la demanda de servicios de reparación de electrodomésticos del hogar y de sistemas de calefacción y aire acondicionado ha crecido en torno a un 70% en la ciudad de Valencia, la falta de personal cualificado para suplir la demanda es constante», comenta. Con el incremento de precios de los aparatos del hogar en el horizonte, cabría esperar por tanto que la tendencia hacia la reparación como contrapartida a la compra nueva se acentúe aún más.

En resumen, el incremento de los precios de los aparatos del hogar a causa de los problemas en las cadenas de suministro causados por la pandemia y la nueva regulación que obligará a los fabricantes a aumentar el período de garantía de los mismos, está provocando que las familias valencianas regresen al viejo hábito que se había olvidado de mandar a reparar. Esta tendencia podría estar para quedarse con nosotros un buen tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.