La verdad sobre los préstamos gratis

1252

Tanto en la vida como en finanzas hay ciertas máximas que se cumplen prácticamente siempre. Si es demasiado bueno, seguramente tenga una trampa, algo que se puede expresar con el ya anticuado “nadie da duros a cuatro pesetas”. Con esto en mente, pensar en que exista la posibilidad de que haya empresas que concedan préstamos gratis es más que sospechoso. ¿Cuál es el truco? A continuación te lo explicamos.

El truco de los préstamos gratis es muy sencillo de entender. Por lo general, son préstamos de cantidades pequeñas. En la mayoría de las ocasiones ni siquiera superan los 300 €, por tanto el riesgo para la empresa que los concede es bastante limitado. Pero seguramente te estarás diciendo que, aun así, si no sacasen algún tipo de beneficio, no los concederían. Es cierto. Solo que su beneficio va más allá que al mes vista durante el que conceden el préstamo. Lo que quieren las empresas es fidelizarte como cliente.

¿Realmente les merece la pena?

Desde luego. Piensa que una persona que ahora necesite una cantidad tan pequeña como 300 €, es muy probable que en el futuro se vuelva a ver en una situación similar. Si estas pequeñas cantidades te suponen un trastorno suficiente como para acudir a un prestamista, es porque tus finanzas mensuales van algo justas y cuando vuelva a ocurrir un imprevisto, volverás a necesitar financiamiento.

Aquí entra en juego lo que para muchos es otra gran verdad de las finanzas: “más vale malo conocido, que bueno por conocer”.  Es decir, en todo lo que tiene que ver con el dinero, los consumidores somos más bien conservadores. Así que si cuando nos ofrecen el préstamo gratis el trato es bueno y no hay problemas, la entidad sabe que, en muchos casos, preferiremos volver con ella al hecho de buscar una entidad nueva y desconocida, incluso si hay una pequeña diferencia de precio.

Por tanto, las promociones de préstamos gratuitos, son una oportunidad beneficiosa para ambos, el consumidor y la entidad financiera. No hay por qué desconfiar de ellos, siempre que nos aseguremos de que estamos tratando con una empresa segura.

¿Cuándo debemos sospechar?

Las ofertas que recibas por WhatsApp, Facebook o que veas en los comentarios de foros o comentarios de usuarios en blogs y páginas web son un perfil de riesgo. Nada asegura que vayan a ser timos, pero hay que ir con precaución. Si los comentarios están publicados en un español pobre y con faltas de ortografía, te recomendamos que ni siquiera te pongas en contacto con ellos. Hoy en día hasta la financiera más pequeña que se dirija a los consumidores individuales tiene una persona capaz de promocionar sus servicios en español y sin traducciones automáticas.

Además, ten en cuenta que, por supuesto, una empresa con una promoción de préstamos gratis NUNCA te pedirá dinero por anticipado para absolutamente nada. En todo caso, siempre que vayas a pagar algo, asegúrate de que vas a recibir una factura legal en la que se estipule claramente el servicio por el que pagas.

Si quieres encontrar préstamos gratis de empresas de confianza, en Matchbanker.es encontrarás una pequeña lista de entidades financieras que han apostado por este tipo de promoción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.