La Sala Parpalló del MuVIM acoge la exposición ‘Tres mujeres Magnum: Eve Arnold, Inge Morath y Cristina García Rodero’

49

La Sala Parpalló del MuVIM acoge desde hoy la exposición  ‘Tres mujeres Magnum: Eve Arnold, Inge Morath y Cristina García Rodero’. Una muestra homenaje a tres mujeres que han superado todos los límites y los tópicos del oficio de fotógrafo.

Tres pioneras que han hecho que la mujer cuente el mundo, represente la realidad y los sueños de la vida de hombres y mujeres a través de sus miradas fotográficas. La muestra, comisariada por Rosa Olivares, presenta a través de sus 60 fotografías una antología de las dos fotógrafas pioneras de la prestigiosa agencia fotográfica Magnum, Eve Arnold e Inge Morath, así como una representativa muestra de las obras de la primera persona de nacionalidad española que pasó a formar parte de pleno de derecho de la agencia en 2005: la fotógrafa Cristina García Rodero.

La actriz Marilyn Monroe descansando entre tomas durante una sesión de estudio fotográfico en Hollywood (Paramount Gallery), para el rodaje de la película 'The Misfits'. (Foto-Eve Arnold).

“Tres mujeres, tres miradas, que abordan con su objetivo temas sociales, humanos, culturales. Una muestra con la que descubrir cómo cada una de ellas se aproxima al mundo de la imagen, de la representación del mundo y del estudio de las personas, de cómo su aproximación al individuo, parte de mucho más allá de una máquina, de una lente” indicó Glòria Tello, diputada del MuVIM.

Y es que “de diferentes formas, con diferentes estilos y características personales y artísticas, estas tres mujeres han sido las primeras en un territorio dominado, aún hoy en día, por los hombres» en palabras de Rafael Company, director del MuVIM. Eve Arnold, Inge Morath y Cristina García Rodero son tres de las once mujeres que hoy en día son miembros de pleno derecho de la Agencia Magnum, de un total de 99 miembros. Arnold y Morath fueron las dos primeras en entrar en una agencia creada por fotógrafos que eran a partes iguales fotoperiodistas y artistas. García Rodero fue la primera fotógrafa española en entrar en esta agencia. No hay ningún fotógrafo español que sea miembro de pleno derecho de Magnum.

Un tributo posible gracias a la colaboración entre el Centro Niemeyer y el MuVIM. Carlos Cuadros, director general de la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, destacó en rueda de prensa que “se trata del primer proyecto en coproducción entre ambas instituciones. Una apuesta por la programación de mujeres artistas, un homenaje a tres figuras absolutamente imprescindibles en el arte fotográfico”.

Con la inauguración de este viernes, el museo concluye una semana dedicada a la mujer, destacó el jefe de exposiciones Amador Grinyó, para quien “el MuVIM es el museo donde las mujeres artistas, las comisarias de exposiciones o las creadoras de talleres han encontrado, y desde hace ya varios años, un lugar desde el que proyectarse, con rotundidad, con persistencia, a la sociedad”.

Como asevera Rosa Olivares, comisaria de la exposición “cada una de estas imágenes nos habla de personas que miran a otras personas, porque las tres se enfrentan abiertamente al individuo como clave de los problemas y de las soluciones. La importancia del retrato es vital en cada una de ellas, ya sean celebridades, artistas, políticos, intelectuales, niños, mujeres anónimas, personas desconocidas. Solamente hay una fotografía en toda la exposición en la que no hay personas en primer plano. Solamente un paisaje de una ciudad, Nueva York, de noche, con la agitación de miles de personas que no se ven. En todas las demás fotografías encontraremos, sobre todo, mujeres: ricas y famosas, pobres y desconocidas, niñas y jóvenes. Mujeres porque la mujer y su representación lo más amplia y abierta posible es importante para estas tres artistas. Para ellas hablar del papel de la mujer en la sociedad, mirar a sus iguales como en un espejo, ver sus vidas como parte de la suyas propias, fue un acto esencial en el desarrollo de su trabajo”.

Arnold, Morath y García Rodero fueron las primeras en muchas cosas, pero no han sido las únicas. Pertenecen a una legión de mujeres que, agarradas a una cámara, pasean por el mundo desde 1841, mirando a través de una lente, siendo testigos y protagonistas del cambio, del movimiento del mundo.

La Agencia Magnum

Fundada en 1947 por los reporteros de guerra Robert Capa, David Seymour ‘Chim’, Henri Cartier-Bresson, George Rodger, Bill Vandivert, Maria Eisner y Rita Vandivert, movidos por la intención de proteger y prestigiar el oficio de fotógrafo. Hasta ese momento, la empresa que compraba sus fotografías (fundamentalmente los periódicos y otros medios de comunicación y editoriales) podía utilizar sin límite sus imágenes, sin pagar a los fotógrafos por ello. Cada uno de los fundadores puso un capital de 400 dólares y así pasó a ser esta agencia una de las primeras cooperativas en el mundo de la fotografía.

De esta forma, al contar con su propia empresa, los fotógrafos disponían de cierta independencia a la hora de seleccionar los temas a documentar, su edición y su publicación y sobre todo los procesos de negociación. Durante su historia, la agencia Magnum ha garantizado que la obra esté siempre bajo el control de sus autores, lo que supuso un importante precedente que ha servido de modelo para otros muchos fotógrafos contratados por diarios y revistas desde ese momento.

La cooperativa Magnum ha posibilitado que los fotoperiodistas documentaran muchos de los hechos más importantes de la historia del siglo XX. Los archivos fotográficos de la agencia Magnum incluyen fotografías de todos los tipos y estilos. La pertenencia a ella es ya un sello de prestigio en la calidad de la obra fotográfica: tanto de su dimensión artística como del compromiso profesional de los fotógrafos que la integran.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.