La Policía Nacional detiene en València a tres hombres tras darle una paliza a otro

718

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a tres hombres de 21 y 22 años, de origen español, paraguayo y guineano como presuntos autores de los delitos de lesiones y amenazas tras propinarle una paliza a otro hombre. Uno de ellos le azuzó a su perro y le pego una patada al espejo retrovisor del coche de la víctima por lo que se le imputa un delito de daños.

Los hechos ocurrieron ayer sobre las once menos diez de la noche cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron comisionados por la Sala del 091 para que se dirigieran a una calle del distrito de Transits donde al parecer se estaba produciendo una reyerta y había un hombre en el suelo.

Los agentes se dirigieron con rapidez al lugar donde observaron un tumulto de personas en actitud muy nerviosa, al lado de un hombre tirado en el suelo, muy aturdido, que solo acertó a decir que le han pegado unos hombres. Inmediatamente los policías solicitaron un indicativo sanitario, que realizó la primera asistencia en el lugar, trasladando al herido al hospital posteriormente.

Los agentes averiguaron que momentos antes cuatro hombres comenzaron a increpar a otro, el cual circulaba a bordo de un vehículo. Este hombre se apeó del coche para tranquilizar a estas personas, cuando empezó a recibir puñetazos y patadas, pudiendo en un primer momento zafarse de ellos, siendo interceptado unos metros más a delante por los mismos tirándolo al suelo y siguiendo con la agresión a patadas por todo el cuerpo al tiempo que le decían que lo iban a matar. Uno de los agresores le azuzaba el perro que llevaba. Posteriormente ese mismo hombre que se encontraba muy agresivo le pegó una patada al espejo retrovisor del vehículo de la víctima, fracturándolo.

Varios testigos manifestaron los mismos hechos a los agentes y avisaron que tres de ellos se habían refugiado en un domicilio.

Los agentes subieron al domicilio en el que se podrían encontrar los sospechosos, donde observaron la puerta de entrada fracturada y abierta. Los policías requirieron a los moradores para que salieran, presentándose tres hombres que coincidían con las características aportadas de los sospechosos. Los tres hombres fueron reconocidos por los testigos de la agresión, por lo que fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de amenazas, lesiones y uno de ellos también por un delito de daños. El perro que se encontraba en el interior de la vivienda quedó a cargo de otra moradora, que era la pareja de uno de ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.