La Policía Nacional ayuda en València a los sanitarios a reanimar a un hombre en parada cardiorrespiratoria

484

Agentes de la Policía Nacional ayudaron este martes de madrugada a los servicios sanitarios a reanimar a un hombre, de 51 años, que entró en parada cardiorrespiratoria mientras trataban de inmovilizarlo para sedarlo y trasladarlo en ambulancia hasta un hospital de Valencia.

Los hechos ocurrieron sobre las cinco y media de la madrugada de este martes cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un domicilio del distrito de Abastos, donde al parecer un hombre se encontraba agresivo.


Inmediatamente los policías se dirigieron al lugar y tras llamar en reiteradas ocasiones y sin que nadie les abriera la puerta, escuchaban gritos y golpes del interior, hasta que finalmente les abrió una mujer y les indicó que su hijo estaba en la habitación y se encontraba agresivo.

En esos momentos se presentó un indicativo sanitario y otro hijo de la mujer que les manifestó a los policías que su hermano vivía con sus padres, que ambos tenían COVID-19, y la madre estaba confinada y el padre ingresado.

Tras varios intentos de calmar al hombre y no conseguirlo, los servicios sanitarios solicitaron la presencia de otro indicativo sanitario para poder reducirlo, sedarlo para trasladarlo a un hospital.

Al no poder calmarlo, los sanitarios solicitaron a los policías que lo inmovilizasen para poder sedarlo, momento en que entró en parada cardiorrespiratoria, por lo que uno de los policías junto con la médico comenzaron a realizarle la RCP (Reanimación Cardiopulmonar), mientras otros agentes con  el conductor de la ambulancia bajaron a coger el equipo de reanimación.

Una vez con el equipo, el policía fue reemplazado por otro de los policías que continuó con la maniobra de RCP, mientras la médico le inyectaba un medicamento que lo estabilizó.

Posteriormente, el hombre se despertó y continuó con su actitud agresiva, tratando al parecer de agredir a los policías y a los sanitarios, escupirlos, al tiempo que se golpeaba la cabeza contra el suelo, por lo que le colocaron una almohada para evitar que se lastimara.

Igualmente, trataron de ponerle una mascarilla sin éxito, ya que el hombre la mordía e incluso trataba de morder a los policías y a los sanitarios.

Finalmente, los agentes consiguieron introducirlo en la ambulancia y trasladarlo a un hospital de Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.